Google+ Followers

Translate

miércoles, 8 de noviembre de 2017

“DISTOPÍA Y CINE. FUTURO(S) IMPERFECTO(S)”, próximamente a la venta



Mi tercer libro de este año, y el segundo de carácter colectivo, después de Harry el sucio (Nau Llibres, Guías para Ver y Analizar) (1) y Méliès (Libros del Innombrable) (2), es Distopía y cine. Futuro(s) imperfecto(s), número 14 de la colección Nosferatu que edita Donostia Kultura, y que ve la luz con motivo del ciclo cinematográfico sobre esta temática recientemente proyectado en la capital donostiarra. Coordinado por el amigo Antonio José Navarro, el libro recoge de manera amplia y a la vez pormenorizada una aproximación a las sociedades futuristas ideadas primero por la literatura y luego por el cine, y que constituyen uno de los temas más apasionantes proporcionados a la cultura del siglo XX y lo que llevamos del siglo XXI por la ciencia ficción. El volumen incluye textos de Tonio L. Alarcón, Óscar Brox, Quim Casas, Roberto Curti, Fernando de Felipe Allué, Ramon Freixas & Joan Bassa, Jorge Gorostiza, Hard Boiled Lula, Elisa McCausland, Roberto Morato, Luís Pérez Ochando, Jesús Palacios, Álvaro Peña, Diego Salgado, el propio Navarro y un servidor.


He tenido el placer de contribuir con un par de textos. El primero, titulado La distopía de la perfección social: “Un mundo feliz”, de Aldous Huxley, en donde hablo de esta maravillosa novela, uno de esos libros que, como he escrito, “marcan una vida (…) Podría citar muchos otros, pero probablemente ninguno me ha influido tanto, y ha marcado tanto mi personalidad, carácter e ideas, para lo bueno y para lo malo”. También comento que “A la espera de que este libro mordaz y amargo, irónico y pesimista, lúcido y sombrío, conozca algún día una adecuada adaptación al cine, “Un mundo feliz” ha conocido hasta la fecha dos versiones oficiales para televisión, ambas norteamericanas: la miniserie de Universal Television “Un mundo feliz” (“Brave New World”, 1980), dirigida por Burt Brinckenhoff a partir de una adaptación elaborada por Doran William Cannon convertida en guion por Robert E. Thompson, y originalmente emitida por la cadena NBC; y el telefilm asimismo emitido por la NBC “Un mundo feliz” (“Brave New World”, 1998), firmado por Leslie Libman y Larry Williams, sobre un libreto de Dan Mazur y David Tausik”.


El segundo texto se titula La Nouvelle Vague y la distopía, y en el mismo me centro en Lemmy contra Alphaville (Alphaville, una étrange aventure de Lemmy Caution, 1965), de Jean-Luc Godard, y Fahrenheit 451 (Fahrenheit 451, 1966), de François Truffaut, películas que, como explico, “nada tendrían que ver con la “nueva ola”, dada su inscripción dentro de los márgenes de un género anti-realista por antonomasia, el fantástico, variante ciencia ficción. Pero lo que, simbólicamente, las hermana reside en el hecho de venir firmadas por dos realizadores que vinieron a erigirse en los polos opuestos de la Nouvelle Vague: el experimentador y pragmático Godard, y el romántico y soñador Truffaut”.


A la espera de su pronta distribución en librerías, que anunciaré en redes sociales tan pronto como se produzca, los interesados en adquirir Distopía y cine. Futuro(s) imperfecto(s) ya pueden hacerlo a través de la web de Donostia Kultura, entrando en el menú de inicio en el apartado Noticias, luego en el de Publicaciones, y a continuación en el de Nosferatu:



(2) http://elcineseguntfv.blogspot.com.es/2017/10/melies-ya-la-venta.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario