Google+ Followers

Translate

viernes, 2 de diciembre de 2011

“DIRIGIDO POR…” DICIEMBRE 2011, YA A LA VENTA

Dirigido por…, núm. 417, concluye su periplo anual “a lo grande”, con una extensa reseña del que, probablemente, será uno de los principales estrenos de principios de 2012: J. Edgar (ídem, 2011), la nueva película dirigida por Clint Eastwood, y protagonizada por Leonardo DiCaprio, cuyo análisis corre a cargo de Antonio José Navarro, quien también firma la crítica de Attack the Block (ídem, 2011, Joe Cornish) y una crónica de la recientemente celebrada XXII Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia. Quim Casas nos brinda las reseñas de El topo (Tinker, Taylor, Soldier, Spy, 2011), la extraordinaria película de Tomas Alfredson (de quien también se publica una entrevista), y de The Artist (ídem, 2011), el celebrado film nostálgico de Michel Hazanavicius. Tonio L. Alarcón aborda el estreno en DVD, dentro de la sección Flashback, de, por fin, por fin, el impresionante Halloween II (ídem, 2009), de Rob Zombie. Anna Petrus se aproxima a Route Irish (ídem, 2011), el nuevo Ken Loach. Aurélien Le Genissel analiza, también en la sección Flashback, el lanzamiento en formatos domésticos del documental de Martin Scorsese –visto y no visto por las carteleras de cine madrileñas— George Harrison: Living in the Material World (ídem, 2011). Ángel Comas aporta una crónica de la más reciente edición de la SEMINCI (Festival de Cine de Valladolid). Joan Padrol, su sección de Banda Sonora. Y José María Latorre, su imprescindible Pantalla Digital.

Este mes publico en Dirigido por… una reseña de la interesante nueva versión de Jane Eyre (ídem, 2011) dirigida por Cary Fukunaga: “a juzgar por su engañoso tráiler promocional, la “Jane Eyre” de Cary Fukunaga parece pretender ahondar, en primera instancia, en los aspectos más góticos, y fronterizos con la literatura y el cine de terror, de la novela de Brontë. Eso no es así, por más que no falten abundantes apuntes al respecto”.
También abordo un comentario del más reciente trabajo de Robert Redford como realizador, el melodrama histórico-judicial La conspiración (The Conspirator, 2010): “tampoco faltará quien vea “La conspiración” –y no resulta incorrecto el hacerlo– como una metáfora, menos directa que la planteada en “Quiz Show: El dilema” y “Leones por corderos”, sus dos mejores trabajos tras las cámaras, sobre la situación de los Estados Unidos en la actualidad”.
Asimismo, anuncio que la revista publica este mes la primera entrega de un nuevo dossier de cine negro dedicado a títulos poco conocidos, bien sea por su carácter inédito en España o porque hace muchos años que no se han vuelto a ver, del cine policíaco norteamericano de la época “clásica”, en este caso bajo el genérico 50 perlas del cine negro. Mi contribución específica a este dossier, en el cual también escriben José María Latorre, Quim Casas, Antonio José Navarro, Tonio L. Alarcón, Ramon Freixas & Joan Bassa, Ricardo Aldarondo, Ángel Sala y Juan Carlos Vizcaíno Martínez, se centra en cuatro films:
Ángel negro (Black Angel, 1946), de Roy William Neill: “una pequeña y elegante producción de la Universal que adapta la novela homónima de Cornell Woolrich. Realizada por Roy William Neill, “Ángel negro” es precisamente el film que cierra la filmografía de este realizador de origen irlandés, y prematuramente fallecido a los 59 años de edad el mismo año del estreno de aquel título, tras haber firmado entre 1917 y 1946 nada menos que la friolera de 108 películas (¡), en su gran mayoría en el período silente”.
Paula (Framed, 1947), de Richard Wallace: “una producción de Columbia Pictures protagonizada por Glenn Ford que, a grandes rasgos, puede verse como un intento del estudio dirigido por Harry Cohn para consolidar la imagen estelar del actor tras el enorme éxito conseguido el año anterior con la mitificada “Gilda” (ídem, 1946, Charles Vidor)”.
Naked Alibi (1954), de Jerry Hopper: “no cuesta mucho ver en el jefe de policía Joe Conroy que Sterling Hayden interpreta en “Naked Alibi” (1954) un personaje relativamente parecido al detective teniente Sims que encarnó en otro excelente film “noir” ese mismo año, “Crime Wave” (1954), de André De Toth”.
Odds Against Tomorrow (1959), de Robert Wise: “aún reconociendo la considerable contribución de este realizador al policíaco “noir” –“Criminal Court” (1946), “Born to Kill” (1947), “Mystery in Mexico” (1948), “The House on Telegraph Hill” (1951), “The Captive City! (1952) y, por encima de todas ellas, la excelente “The Set-Up” (1949)–, no dudaría en considerar “Odds Against Tomorrow” (1959) su mayor contribución al género”.
Cierro mi aportación a este número de Dirigido por… con una pequeña reseña de una simpática producción francesa, Los nombres del amor (Le nom des gens, 2010, Michel Leclerc), protagonizada por el excelente Jacques Gamblin y la burbujeante Sara Forestier.

6 comentarios:

  1. Menuda racha de dossieres sobre cine negro que lleváis, Tomás, en cosa de año y medio ya van tres: el de noir español, el de principios de año (nº 407 y 408) y este de 50 perlas...

    ResponderEliminar
  2. Ya me he leído el número de este mes, y me ha sorprendido que unas cuantas de las películas del dossier tengan en su reparto a Peter Lorre. Sugerencia: estudios sobre actores como Lorre, Vincent Price, David Carradine, Christopher Lee, Boris Karloff, Bela Lugosi. Son iconos del cine fantástico, y hay un culto enorme sobre ellos. Obviamente, las filmografías son extensísimas, pero pueden hacerse antologías. Aunque la revista está orientada hacia directores, dejo la idea, porque me gustaría mucho. Y si no... nos enfadamos! como Bud Spencer y Terence Hill.

    ResponderEliminar
  3. Yo he de reconocer que acojo siempre con entusiasmo este tipo de dossiers porque me permiten descubrir obras no muy conocidas o recordar algunas que ya se perdían en las noche de los tiempos de mi memoria (si se me permite la metáfora), lo que vería absurdo es que se analizasen Sed de mal, Atraco perfecto o El sueño eterno (por buenas que sean) por enésima vez; pero podría abrir el campo de análisis de los dossiers, como dice Duke el cine negro ya estuvo hace poco y en esta ocasión podría haber sido los western menos conocidos o qué sé yo el cine oriental clásico hasta los años 60 y principios de los 70 que nunca ha tenido presencia en Dirigido: Naruse, por ejemplo, es considerado hoy uno de los grandes cineastas de la Historia y sólo le habéis dedicado una crítica (Cuando una mujer sube la escalera), Mizoguchi es el único cineasta de los grandes (junto a Murnau y Ophuls) que no ha tenido un estudio en vuestra revista frente a los tres que llevan Wilder, Fellini, Bergman, Minnelli, Visconti dos más un libro como Hitchcok o Ford, no es que me queje del protagonismo de éstos que son autores excepcionales pero sí del olvidó de los que señalo como también de Wellman, este estudio nos permitiría conocer vuestra opinión de directores como Masumura(uno de los grandes descubrimientos recientes de la crítica anglófila y francesa), Imamura (que tú admiras pero que tiene obras imprescindibles como El amargo deseo de los dioses), Oshima (pero no el de las cansinas El imperio de ...) sino el de la fundamental La Ceremonia o El ahorcamiento, Suzuki, Yoshida... Otros dossiers interesantes podrían ser el del cine italiano de los 40 y 50 (y frances desde 1930 a 1958) o el de las mejores obras de la primera década del siglo XXI según los colaboradores de Dirigido aún pendiente, o un estudio sobre Hou Hsiao Hsien considerado unánimemente como uno de dos o tres grandes directores del cine contemporáneo por Cahiers du Cinema (versión francesa), Sight and Sound o cualquier revista de prestigio pero sin casi nada publicado en Dirigido al contrario que Kim Ki-Duk también unánimemente considerado el mayor timo de la estampita de las últimas décadas en todas las revistas de prestigio salvo por vosotros.
    Lo dicho enhorabuena por el Dossiers pero tened en cuenta mis propuestas no creo que sean descabelladas.
    Ana

    ResponderEliminar
  4. Hoy me lo compré, y tengo que decir que mi número al menos empieza en la página 19. Las dieciocho anteriores han desaparecido, incluidas parte de las críticas y las primeras páginas de avances, obituarios, libros, etc. No es que el número que compré esté desgarrado, no, pues está impecablemente editado. Simplemente faltan 18 páginas.

    Como es obvio no me voy a enfadar con vosotros por eso, pero es interesante que cuidéis esas cosas pensando en nuevos lectores. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Mensaje para Observador:

    Acude al lugar donde te lo compraste, y pide que te lo cambien, pues evidentemente has sido víctima de un error de imprenta. Pregúntales si les ha llegado una partida de números defectuosos, y si es así, que avisen a la distribuidora. Gracias por el aviso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hay un pequeño error en la reseña de Halloween II,poneis que dura 119 min,pero esa es la duración de la version unrated de USA.La que Emon edita es la versión censurada de 104 minutos que se puso a la venta en Inglaterra.
    Que por cierto,Tomás,no se cual de las dos has visto,pero a parte de un par de secuencias intranscendentes,la diferencia entre una y otra versión es un final completamente distinto,como la noche el día.

    Un saludo.

    ResponderEliminar