Google+ Followers

Translate

martes, 30 de agosto de 2011

“DIRIGIDO POR…” SEPTIEMBRE 2011, YA A LA VENTA




No habrá paz para los malvados (2011), de Enrique Urbizu, es la película de portada del núm. 414 de Dirigido por…, comentada por Antonio José Navarro, quien asimismo se ocupa de las extensas reseñas dedicadas a Cowboys & Aliens (ídem, 2011), de Jon Favreau, y Conan, el bárbaro (Conan the Barbarian, 2011), de Marcus Nispel, así como de Miracle at St. Anna (2008), el film de Spike Lee que ocupa la sección Fuera de Campo. Por su parte, Quim Casas firma un estudio dedicado a Terrence Malick, con motivo del próximo estreno en España de El árbol de la vida (The Tree of Life, 2011), así como la reseña de Los pasos dobles (2011), el nuevo Isaki Lacuesta. Bajo el sonoro título El cine ha muerto, ¡viva el cine!, Aurélien Le Genissel explora las conclusiones que los críticos de cine Gilles Lipovetsky y Jean Serroy desarrollan en su libro La pantalla global. Christian Aguilera contribuye a este número con un artículo sobre El Napoleón de Stanley Kubrick, a raíz de la publicación del texto íntegro del guión para este descomunal proyecto a cargo de Taschen. Tonio L. Alarcón nos habla, en la sección Flashback, del estreno en DVD de Thirst (2009), de Park Chan-wook. Ramon Freixas dedica la sección Cinema Bis a Hipnosis (1962), de Eugenio Martín. Juan Padrol firma, como siempre, la sección de Banda Sonora. Y José María Latorre aborda, con motivo de su edición en DVD, un film extraordinario, Tres camaradas / Three Comrades (1938), de Frank Borzage, además de comentar otras novedades en disco digital versátil en su sección Pantalla Digital.
Para este número he escrito, como Flashback, un comentario de la edición en DVD del magnífico Robin Hood (1922) de Allan Dwan: “A diferencia de la mayoría de películas centradas en el famoso arquero de los bosques de Sherwood “que robaba a los ricos para dárselo a los pobres”, la versión de “Robin Hood” escrita (bajo su seudónimo habitual de Elton Thomas), producida y protagonizada por Douglas Fairbanks, dirigida por Allan Dwan y originalmente estrenada en cines españoles como “Robin de los bosques” se entretiene en mostrarnos los orígenes del personaje, es decir, el proceso en virtud del cual el protagonista acabó siendo Robin Hood”. Dirigido por… publica este mes la primera parte de un dossier en dos entregas dedicado a una temática muy popular y muy cinéfila: el así llamado cine dentro del cine. Dentro del mismo he escrito tres antologías. La primera es la de la famosa película de Billy Wilder El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard, 1950): “Reconociendo, de entrada, nuestro fracaso total y absoluto a la hora de ser “originales” o de decir algo que no se haya dicho sobre “El crepúsculo de los dioses”, intentaremos al menos dejar constancia de nuestras más recientes impresiones como consecuencia de un último visionado de esta película, que me sigue pareciendo la mejor de Billy Wilder (por encima, incluso, de sus por lo general más celebradas y amadas “comedias ácidas”)”.La segunda antología es la que dedico a El desprecio (Le mépris, 1963), de Jean-Luc Godard: “Simplificando mucho, “El desprecio” vendría a ser el punto culminante de ese “cine dentro del cine” en torno al cual su realizador edificó el grueso de los primeros años de su carrera, desde “Al final de la escapada” (À bout de souffle, 1960) hasta el inicio de su etapa de activismo político más radical a raíz de Mayo del 68 y la creación del Grupo Dziga Vertov, pasando por tanto por títulos como “Banda aparte” (Bande à part, 1964), “Lemmy contra Alphaville” (Alphaville, une étrange aventure de Lemmy Caution, 1965) o “Pierrot el loco” (Pierrot le fou, 1965)”.
Good Morning Babilonia (ídem, 1987), de Paolo y Vittorio Taviani, es la tercera antología: “un relato de “cine dentro del cine” que reconstruye parcialmente hechos reales –el rodaje de la famosa película de David Wark Griffith “Intolerancia” (Intolerance, 1916), como consecuencia de la fuerte impresión causada en el realizador estadounidense por la producción italiana de Giovanni Pastrone “Cabiria” (ídem, 1914)–, por más que se toma enormes libertades a la hora de hacerlo en beneficio de un relato no realista y muy fantasioso”.
Completo mi contribución al Dirigido por… de este septiembre con las críticas de 13 asesinos (Jûsan-nin no shikazu, 2010), de Takashi Miike, y London Boulevard (ídem, 2010), de William Monahan.

27 comentarios:

  1. Me alegra comprobar que Jose María Latorre en su crítica de "Las Novias de Dracula" hace referencia al formato de pantalla(recortado) de esta edición bochornosa que nos han endilgado.
    Algo que lleva tiempo sucediendo en este país por desgracia con un gran numero de peliculas editadas por ciertas distribuidoras.
    Por mi que se la coman con patatas,ya compré la editada en EEUU.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Tomás:

    Sorpresón la presencia de Christian Aguilera con lo de Kubrick. Es un tío que escriba de maravilla, tiene un conocimiento brutal sobre todo del cine americano e inglés, es brillante, de una calidad sin tacha. Ya era hora que Dirigido lo hubiera fichado. Tengo muchas ganas de leer el artículo de kubrick y a ver si ahorro poco para hacerme con el tocho de Taschen que ya le he echado el ojo por internet.
    De las tres que comentas del dossier me quedo con mucho con "Sunset Bulevard"la habré visto 50 veces por lo menos

    Un saludo

    Roberto

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por el número. Para mí es el mejor Dirigido en bastante tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Fiel a la cita con vosotros desde diciembre de 1994 (tempus fugit), tengo que decir que este número que inicia curso y ciclo (enhorabuena, Tomás) no tiene desperdicio, es un lujo de presentación y contenidos. Recuerdo un texto tuyo de hace unos años en el que te preguntabas si (a la vista de films-acertijo como "El sexto sentido", "Memento" o "Femme fatale") estábamos asistiendo a una mutación en el lenguaje del cine. Bien, pues este número vuestro rezuma amor al cine, ganas de cine y la constatación de que el cine está vivo, es dinámico y no se detiene por nada del mundo.
    Y palabra que no tengo nada contra el bueno de Latorre, a quien siempre leo con sumo interés.

    Me ha llamado la atención que la sección de Travelling está redactada con un tono más jovial y divertido que antes, por cierto.

    ¡Un saludo y siempre p'alante!

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi la presencia de Christian Aguilera en Dirigido por... me demuestra nuevamente la falta de exigencia que se ha apoderado de la revista en los últimos tiempos, hasta el punto de que lo mejor de ella lo siguen proporcionando los mismos de siempre: Navarro, Casas, Latorre, Valentí y a veces Alarcón, sobretodo cuando se olvida de las comedietas de la factoría Apatow y de las referencias bibliográficas un tanto gratuitas heredadas del "maestro" Navarro.
    Volviendo al principio, es evidente que a comentaristas como Ángel Sala o Christian Aguilera les viene grande la revista. En el caso de este último, no creo (contrariamente a lo que piensa Roberto) que tenga un gran conocimiento de cine americano e inglés (el cual, me temo, se circunscribe a media docena de autores), sino que se documenta mucho antes de emprender sus escritos. El problema surge, digamos, al "exponer los hechos": la prosa de Aguilera es mecánica y tediosa hasta extremos inimaginables, lo que convierte la lectura de sus artículos en una invitación a pasar página o a echar una cabezadita. En el caso del Napoleón de Kubrick da la sensación, incluso, de que no ha comprendido lo que ha leído, o al menos que no lo ha entendido en su totalidad, limitándose a comentarios superficiales o directamente de relleno expuestos, como he dicho, de manera soporífera. De las cuatro hojas de su ensayo apenas puede rescatarse una página una vez eliminada toda la "paja" accesoria. Lo peor es que tras leerlo a uno le queda la sensación de que si se está realmente interesado en el tema no queda más remedio que acudir a la fuente original.
    No sé si depende del nuevo coordinador de la revista que Sala, Aguilera o un chico que parece recurrir a la escritura cinematográfica para exorcizar fantasmas propios y cuyo nombre ahora no recuerdo, sean presencias habituales en Dirgido por..., pero de ser así no estaría de más que se reflexionara unos instantes sobre las consecuencias que ello puede comportar en el prestigio que la revista se ha ganado con los años.
    Finalmente, felicitar a los responsables del "dossier" de cine dentro de cine y del estudio de Terrence Malick, así como a Antonio José Navarro que se ha mostrado especialmente inspirado en sus aportaciones al numero de este mes.

    Santi N.

    ResponderEliminar
  6. Buenas Tomás, aquí va mi bautismo en tu Blog (aunque es visita obligada desde hace tiempo),

    En primer lugar me sumo a la anterior felicitación por el nuevo número de "Dirigido", me parece uno de los más completos de este año. Ya que la portada esta dedicada a la última (y muy prometedora) aventura en el policiaco de Enrique Urbizu, me gustaría saber tu opinión acerca de sus 2 anteriores incursiones en el género "Todo por la Pasta" y la magnífica "La caja 507", a mi me parece que tienen una narrativa poderosa y demuestran el talento de su director (además lo afianzan como un gran conocedor de la literatura negra, "La caja 507" me resulta una mezcla de Chester Himes, David Goodis y otros grandes maestros de un género que me fascina).
    También tengo unas ganas enormes de poder ver "London Boulevard", más por su director-guionista que por el dúo Farrell-Knightley que lo protagoniza.
    Por último (y a modo de confesión personal) acabo de recuperar la película de Jim Jarmusch, "Coffee & Cigarretes", un cineasta que normalmente me deja indiferente y que en esta ocasión me ha cautivado y al mismo tiempo, desasosesago (aunque esto último creo que se debe a que estoy dejando de fumar y mi "mono" ha hecho que, en algunos momentos, el film me resultase masoquista...).

    Un abrazo,
    Turolense

    ResponderEliminar
  7. Hola Tomás:

    Sigo el blog desde hace tiempo, pero me abstengo de entrar a comentar aspectos de los contenidos del mismo. Evidentemente, en esta ocasión quisiera contestar a Santi N. por lo insidioso de sus palabras. Para criticar con esta fiereza y desprecio ("me temo que su conocimiento del cine americano se circunscribe a media docena de autores" como botón de muestra) uno tiene que ser realmente un superclase. ¿Me viene grande escribir en "Dirigido por" después de haber publicado siete libros sobre cine, entre los cuáles está uno de la colección Serie Mayor dedicado precisamente a Kubrick (uno de los cineastas cuya obra es más difícil de analizar) o Mankiewicz, que no es pecatta minuta? ¿Me viene grande escribir en "Dirigido por" cuando he escrito más de 500 críticas y artículos en www.cinearchivo.com, un portal que es todo un lujo a nivel de escritos sobre cine en el panorama de internet en lengua castellana? En mi caso, admito las críticas pero estoy convencido que estas insidias obedecen a ser la correa de transmisión de intereses que escapan al ámbito del ejercicio de la crítica o la reflexión cinematográfica. Si no fuera el caso, le invito a que me envíe (chaguilera@cinearchivo.com) alguno de sus escritos sobre cine porque posiblemente la humanidad se está perdiendo una de las grandes voces de la crítica mundial. De momento, si le parece, puede decirme si tiene blog o algún escrito por internet para poder leerlo, con el nombre y apellido correspondiente, porque un servidor se identifica y NO opera desde el anonimato. Qué fácil es criticar y cargarse el trabajo descomunal que estoy llevando a cabo desde hace muchos años en relación al cine operando desde el anonimato. Por eso apelo a que ud. se identifique y ponga a disposición de los seguidores del blog de Tomás su aportación al medio fuera de criticar con mucha insidia lo que hacen los demás, impartiendo "cátedra" sobre quién debería estar en "Dirigido" y quién no.
    Su silencio si no se identifica será más que revelador.

    No quiero dejar pasar la ocasión para agradecer las palabras de Roberto.

    Un saludo,

    Christian Aguilera

    ResponderEliminar
  8. Otro artículo de Latorre sobre "The brides of Drácula" !!! Por Dios, Tomás, ese tema lo ha tocado Latorre cien mil veces. Por cierto, el artículo de Latorre en el dossier Welles era reutilizado y lo mismo el del dossier Visconti. Sé que a Jose María cada vez le interesa menos el cine, pero debería no reutilizar los textos, no me parece ético. Y Jose María es una de las personas que más admiro, un escritor genial, en ficción y en crítica de cine, pese a que su paso a la novela juvenil lo lamentamos todos los que hemos disfrutado de obras maestras como "El silencio" o "La noche transfigurada" y muchas otras que deberían figurar en un cánon de gran literatura, muy superior a Marías y Muñoz Molina, aupados por un famoso grupo de comunicación.

    ResponderEliminar
  9. "Las Novias de Drácula" me gustó, una pena lo que comentáis del formato en lo que ni siquiera caí, no soy muy exigente en esos temas y sospecho que hago mal.
    Sería genial que Dirigido, de aquí a un tiempo, volviera a hacer un nuevo especial Hammer añadiendo las películas que ha producido en su regreso como el remake de “Déjame entrar”.
    Y sobre lo de reutilizar textos…a mi tampoco me gusta (sea de un libro del autor o de la propia revista) pero no me importaría volver a leer alguna crítica suya como "Picnic en Hanging rock" de hace casi una década. Crear una sección con críticas "antiguas" para ver si estas envejecen igual de bien (o de mal) que ciertas películas sería interesante.

    Salú!

    Rafa Tejerina.

    ResponderEliminar
  10. Agradezco a Christian Aguilera su intervención en el hilo. Aunque no comparto la tremebunda crítica del anterior anónimo, sí que creo que en su artículo sobre el frustrado "Napoleón" de Kubrick ha intentado introducir demasiadas cosas en el poco espacio disponible y eso lo ha convertido en un escrito demasiado disperso.

    En cualquier caso se agradece la intención de resumir mínimamente el guión y la monumental edición de Taschen sobre el malogrado proyecto.

    ResponderEliminar
  11. Buenas noches a todos:

    Lo único que quiero decir, por alusiones, con respecto al comentario de Santi N., es que si bien soy el coordinador de "Dirigido por...", mis cometidos no incluyen la contratación de los colaboradores.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  12. La costumbre de Latorre de reutilizar textos suyos no es nueva. Recuerdo un comentario sobre otro film de Fisher, su versión de Jekyll-Hyde (algo floja pero con buenos momentos), que calcaba párrafos enteros ya escritos en un libro suyo absolutamente superado, gruñón y desinformado que llevaba por nombre "El cine fantástico". Indecoroso, en mi opinión (es una opinión, claro). Es como pensar que ha redactado las Tablas de la Ley.

    La verdad es que yo voy siempre primero a lo escrito por Tomás y por Navarro. Luego lo demás se va leyendo. Siempre ha de existir un lugar para reivindicar algún dramón de Matarazzo pero el cine es un ente vivo, hemos de sentirlo latir y evolucionar. A mí al menos me gusta pensar que Dirigido es un documento fresco sobre una realidad viva y no el libreto de una ópera del catapún o una visita guiada a un museo.
    De críticos había uno hace tiempo que era un abuelo cebolleta llamado Hilario J. Rodríguez y que siempre andaba contando peripecias. Un pesao. Menos mal que no hay nadie así ahora .... creo. Y si Latorre no está interesado en el cine, que escriba sobre repostería fácil o sobre el bosón de Higgs y que deje paso a savia nueva.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Creo que Latorre es, sin ninguna duda, el buque insignia de la revista, tengo todos los números de Dirigido desde el 24 y alguno suelto anterior y la compro desde hace más de 20 años, en buena parte por culpa de Latorre; así que veo tremendamente injusto el comentario de Emilio (aunque por supuesto que tiene todo el derecho del mundo a escribir lo que quiera). Ahora bien una vez que he dejado clara mi admiración por Latorre sí que entiendo el cabreo o malestar por la tendencia de repetir artículo, del último número no sólo repite el de Fisher sino sus dos artículos sobre obras de Fellini y Lewis del Dossiers y
    parcialmente cinco de los film comentados en Pantalla Digital además del de Fisher y de Borzage, aunque éste re-elaborado. Entiendo que en todos no se dan las mismas circunstancias ya que el artículo sobre Domingo negro lo escribió hace más de 33 años y la crítica del El cuarto mandamiento de Welles de hace unos números la escribió (por primera vez) al principio de los años 80 y la recuperó en un libro que se encuentra hoy agotado y en ese sentido creo que ese artículo que es espléndido sigue siendo válido pero debería evitar comentar películas de la que ya ha escrito en los últimos años y pasárselas a otra persona que no haya escrito sobre ellas. Es una pena que no quiera escribir antologías más largas ya que su pequeño comentario sobre Senso prometía un análisis extraordinario si hubiese querido más extensión. Por otra parte hay críticas absolutamente excepcionales de Latorre escritas a finales de los 60(sobre Cortina Rasgada y Encadenados, por ejemplo) que podría recuperar ya que siguen teniendo vigencia y siendo infinitamente superiores a la mayoría de las que escriben los críticos más jóvenes que parecen educados mamando del pecho del Fotogramas más anémico o del Jesús Palacios de turno.

    En cuanto a lo de Aguilera lo celebro, no es mi crítico favorito pero es un hombre que tiene un estilo particular y un punto de vista personal (recuerdo con agrado su libro sobre la generación de la TV) cosa que no se puede decir e otros (Bernal lleva escribiendo 10 años en la revista y aún ignoro cuáles son sus directores favoritos o que visión del cine tiene, y es grave porque tiempo ha tenido para dar alguna pista. Que Aguilera siga escribiendo (mejor unas veces y peor otras) que es de lo más interesante que se ha incorporado últimamente junto al crítico de origen francés. Y los que crean que este chico y Latorre son aburridos y rancios que se compren el Fotogramas o algún fascines de esos de terror de serie Z o supermegadivertidos y que dejen a nuestro latorre en paz.

    firmado:
    (El pesado de los artículos largos que quería que se editara un libro en Cátedra sobre Mackendrick y ya lo tiene y aún no lo ha comprado)

    ResponderEliminar
  14. Hola a todos:

    Encuentro comprensible que quien ha reflexionado y escrito en profundidad sobre un tema acabe por repetirse e incluso copiarse a sí mismo al abordar ese tema de nuevo. Lo digo por la polémica sobre Jose Mª Latorre. No me parece tan grave. Al fin y al cabo no todos tenemos en la memoria los escritos antiguos de un autor y ese "ritornello" actúa como una suerte de evocación, de recuerdo de algo que leímos hace tiempo. Latorre no tiene que demostrar ya nada como crítico porque, con sus vicios y sus virtudes, es uno de nuestros clásicos. Volver a alguna de sus páginas en "Los sueños de la palabra", por ejemplo, es siempre fuente de goce y redescubrimiento. Quizá se encuentran en ese libro los escritos más bellos y emocionantes de Latorre en su labor como crítico. Y de "El cine fantástico" ¿qué vamos a decir?, si es la puerta por la que hemos pasado todos los amantes de ese género, tan maltratado aún por la crítica "seria" cuando Latorre lo publicó. ¿"Libro absolutamente superado, gruñón y desinformado", he leído por ahí? En fin...

    ResponderEliminar
  15. El señor Christian Aguilera debería preguntarse que puede aportar a Dirigido por… puesto que para realizar un estudio sobre Ridley Scott, Milos Forman, Lumet, Frankenheimer …llega tarde. ¿Puede Aguilera comentar con la socarronería de Alarcón las comedias americanas del momento? ¿Se ve capaz de analizar la puesta en escena con la agudeza y claridad de exposición de Valentí? ¿Alguien puede imaginárselo combinando con sagacidad música, cine, o cómic como suele hacer Quim Casas? Es impensable que Christian Aguilera intente el “análisis total”, a veces irritante pero siembre rabiosamente personal y apasionante, que suele hacer Antonio José Navarro, o que afronte la crítica cinematográfica como una necesaria extensión de su labor como literato como sucede con Latorre. Sencillamente no puede. Carece del talento necesario pare ello.
    Como les suele pasar a muchos vanidosos heridos en el amor propio, Aguilar saca a relucir “músculo” y exhibe “currículum”, sin darse cuenta que con ello él mismo se tiende la trampa. Es precisamente ese “currículum” el que le invalida para afrontar el reto.
    Efectivamente, el señor Aguilera ha escrito unos cuantos libros (no sé si son siete o más. Tal vez Dick Van Patten, padre de familia numerosa en una popular serie de finales de los 70, tendría algo que decir al respecto) y probablemente es cierto que tenga más de 500 artículos en Cinearchivo (¿alguien los habrá leído todos?) Se olvida no obstante de comunicar a sus “fans” que como gerente de Cinearchivo nadie le impide publicar en él lo que le venga en gana. Vaya, que no tiene que rendir cuentas a nadie.
    De los siete libros que asegura tener, he tenido ocasión de leer dos. El primero es una terrible aproximación a la llamada “Generación de la Televisión” en un momento en que (hay que reconocérselo) todavía no había alcanzado la reivindicación crítica de hoy en día. El problema, como siempre en Aguilera, es que sus buenos propósitos chocan con su insolvencia como cronista, con su incapacidad para conseguir que el lector se implique en la narración.
    Creo recordar que con “La Generación de la Televisión” fue una de las primeras veces que tuve la impresión de haber perdido el tiempo con un libro de cine, y sentí una considerable pena por aquel voluntarioso chico que se había atrevido a lanzar al mercado un libro “amateur” que no debería haber franqueado la lectura colectiva en el salón familiar. El propio Aguilera debió darse cuenta de ello e intentó arreglar el desaguisado con una nueva edición que, lógicamente, nunca tenido en mis manos.
    La única razón que me llevó a leer su libro sobre Kubrick fue precisamente que apareciese bajo el sello de la colección Serie Mayor de Dirigido por… aunque recuerdo la sorpresa que me proporcionó en su momento que viniese firmado precisamente por el autor de un libro que me había parecido tan deficiente. Lógicamente, el producto resultante no es tan rematadamente malo como aquella obra de juventud (no podía serlo), pero se encuentra a años luz de lo que había ofrecido la editorial hasta el momento y vuelve a poner de manifiesto las dificultades de Aguilera para afrontar el hecho cinematográfico con personalidad y riesgo, con capacidad analítica, con deseo de aportar algo más que abundancia de datos bibliográficos producto de sus paseos por bibliotecas. No se le puede negar valentía al acercarse a un autor difícil como Kubrick, en eso estamos de acuerdo, pero el resultado está ahí para quien quiera comprobarlo.
    ¿Cómo un libro tan discreto pudo llegarse a editar en Dirigido por…? No se me ocurre otra respuesta que las expectativas económicas que debería despertar entre los responsables de la editorial estando todavía tan cercana la muerte del cineasta, en un momento en que, además, Dirigido por… parecía querer acaparar el mercado con sus “Programas dobles”.
    Sea por la razón que sea, no muy contentos con el resultado deberían quedar ya que ha transcurrido mucho tiempo desde entonces y Christian Aguilera no ha vuelto a asomar por Dirigido … hasta ahora

    CONTINUA

    ResponderEliminar
  16. continua

    Cualquiera que haya leído una docena de artículos de Aguilera reconocerá en él a un autor sin ideas destacables, con graves problemas para desarrollar sus exposiciones de manera clara y sobre todo interesante para el lector, que cita por citar (¿de verdad que conoce a Schnitzler más allá de “Relato Soñado”) que recurre a lugares comunes desgastados por su continuo uso (la escena de las ostras y mejillones de “Espartaco”)… Aguilera quiere jugar en el patio de los mayores pero todavía sigue en el instituto, en clase de redacción, esperando la aprobación de su tutor. Si no me creen acérquense a su homenaje a “El silencio de los corderos” aparecido en Scifiworld (otra que tal…) o a su comentario de “La casa infernal” de Matheson, que parece escrito por alguien que ni tan siquiera se ha leído la novela (¿tampoco la habrá entendido?) o a sus apreciaciones sobre una película tan hermosa como el último Peter Weir, “autoeditadas”, las dos últimas, en el portal que regenta. No puedo aportar más ejemplos ya que he procurado evitar durante todo el año todo lo que lleva su firma, pero es más que suficiente para quedar servidos y comprender la continúa invocación a Morfeo a la que parece abonado.
    El señor Aguilera me niega legitimidad para opinar (de manera “fiera” y “tremebunda”, lo reconozco) que su contribución al análisis cinematográfico es una birria básicamente por dos motivos: el primero que según él no me identifico. ¿Supongo que no esperará que le facilite mi teléfono, domicilio o DNI? ¿Pretenderá llamarme a altas horas de la madrugada? ¿Me invitará a cenar? Mi nombre es Santi, ya lo sabe, y mi apellido permanecerá oculto no sea que se le ocurra buscarme en la guía telefónica. Además, nada le diría. No formo parte de ningún grupo de presión que persigue evitar que escriba en Dirigido por… (ni en Nosferatu, Miradas de Cine, los volúmenes editados aprovechando los festivales de San Sebastián o Sitges…) como parece insinuar.
    En segundo lugar, el señor Aguilera me invita a que le facilite la dirección de mi blog para poder, supongo, cagarse a gusto en mí, o que directamente le envíe una crítica a su portal con idénticas intenciones. ¿Qué le hace suponer al señor Aguilera que tengo blog o crítica cinematográfica alguna que enviarle? Lo siento, Christian, no podrá ser, debo de haber perdido el tren de la modernidad pero ni tengo blog, ni pago con tarjeta de crédito, ni poseo móvil de última generación, ni cuenta en Facebook, ni me doy tanta importancia para hacer público mi trabajo. ¿Me invalida ello para dar mi opinión (dura sí, pero es lo que pienso) como fiel lector de la revista sobre lo que temo le pueda pasar si sigue confiando sus contenidos mensuales a plumillas tan mediocres como Christian Aguilera? Curiosamente el señor Aguilera no le pide ninguna referencia a Roberto por alabarle (¿ya las conocerá?), ni tampoco nos muestra sus credenciales para opinar (con todo el derecho del mundo, el mismo que nos asiste a los demás para no leerlo, o leerlo y detestarlo) de lo que le viene en gana desde su blog, en el que por cierto no ha tenido reparos en criticara a compañeros de profesión.
    En fin, espero que todo haya sido debido a un error de impresión o una relajación veraniega de la revista, o simplemente un mal sueño del que despertaremos en el próximo número ya sin Christian, ese amigo que tanto nos quiere, y que como me recordaba un buen amigo también sorprendido por su presencia en el último Dirigido, no hace preguntarnos cómo es posible que Stan Lee no se fijase en él cuando creó a los “X-men”, teniendo en cuenta su maestría para “matar de aburrimiento” con sus escritos, y sus habilidades hipnóticas de encantador de serpientes que le permiten colarse en donde haga falta.

    Santi N.

    ResponderEliminar
  17. Tomás,

    por favor ¿puedes adelantarnos alg sobre el libro/s que estás preparando? Antes del verano nos lo dejaste caer y algunos estamos salivando ante la perspectiva de echarle el guante.

    Por cierto, he visto que le has puesto un 3 a SUPER 8 y m gustaría saber tu opinión. Personalmente, creo que es la película que muchos queríamos ver hace tiempo (y eso que ya estoy un poco cansado de tanto frikismo ochenter a lo "nocilla dream"). Abrams ha conseguido ser fiel al modelo Spielberg, pero sin resultar impostado o evidente, toma algo de E.T., otro poco de Encuentros en la Tercera Fase, un mucho de Monstruoso y de Los Goonies (aunque mí me recuerda más a Exploradores de Joe Dante) pero consigue hacer algo lo suficientemente original para atraer a toda clase de público.
    Además, hay buen cine en sus mimbres, el inicio es un ejemplo de economía narrativa y de maestría cinematográfica (no desvelaré nada, pero la elegancia con la que está rodado ese prólogo y la presentación de los protagonistas me encandiló).
    Nada más, un saludo.
    Turolense

    ResponderEliminar
  18. Buenos días a todos:

    Como administrador de este blog, y teniendo activada la moderación de comentarios, quisiera terciar en la polémica que parece haberse desatado a raíz de la publicación de un artículo de Christian Aguilera en este número de "Dirigido por..." expresando lo siguiente:

    Cuando escribes, es imposible contentar a todo el mundo, y de la misma manera que lo que escribes puede generarte, digamos, admiradores (cosa que, como siempre digo, agradezco profundamente), como, sigamos diciendo, detractores. No se puede gustar a todo el mundo, y esto es aplicable no solo a lo que escribes, sino también a todas las facetas de la vida cotidiana.

    Del mismo modo que Santi N. expresa su opinión en contra de la incorporación de Aguilera a "Dirigido por...", un parecer duro pero respetable y que he publicado en su integridad porque se mantiene dentro de los límites de la corrección, también hay aquí voces que se pronuncian a favor. No lo digo en el sentido de que haya que establecer una especie de "concurso", consistente en ver quien consigue más adhesiones a favor o en contra, pues a fin de cuentas eso tampoco quiere decir nada. Lo digo sencillamente en el sentido de que es un hecho que no se pueden conciliar todas las opiniones del mundo y tampoco existe una solución satisfactoria para todos. Si Aguilera sigue colaborando en "Dirigido por...", quizá perderemos un lector, sea Santi N. o cualquier que opine como él, lo cual es perfectamente respetable, pero quizá también ganaremos lectores, los que tengan la opinión contraria.

    Ahora mismo en "Dirigido por..." hay unos 30 colaboradores aproximadamente, y ni que decir tiene que lo más seguro es que lo que escriben todos no guste a todos los lectores. Es materialmente imposible. E, incluso suponiendo que gusten todos, siempre gustarán unos más que otros; es perfectamente natural. Hilario J. Rodríguez también es, por lo que acabo de leer aquí, de los "polémicos" (¡y eso que no escribe en la revista!); también me consta que hay gente que, por el contrario, echan de menos a Hilario y les gustaba su pecular estilo, consistente en hablar de su vida en medio del comentario de la película; y hasta José María Latorre, que sigue siendo a mi entender (es solo mi parecer) el mejor crítico de cine de "Dirigido por...", también está cuestionado por el tema del "reciclaje" de sus textos.

    Lo dicho: no se puede contentar a todo el mundo. Y, en la mayoría de ocasiones, todas estas discusiones de esta índole acaban muriendo al llegar a este punto.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Tomás:

    Quiero zanjar el tema por mi parte porque, como bien dices, todo esto ha entrado en un punto muerto. Que cada cuál saque sus propias conclusiones y los seguidores de este blog que, en su inmensa mayoría seguramente sean personas equilibradas, sabrán muy bien que las palabras del sr. Santi N. razonan desde una obsesión enfermiza. Si no le interesa lo que escribo, ¿por qué se interesa hasta el extremo de seguir mi blog? Para suerte o desgracia en este mundo tiene que haber de todo incluso personas como el Sr. Santi N.Otra persona que vierte bilis sobre los demás desde su frustración. Si se cree desde la atalaya de criticar con esa ferocidad absoluta lo que ha hecho un servidor a lo largo de casi veinte años, y luego él no pone en conocimiento ni un solo folio que haya publicado en ningún sitio, como diría Schuster, "no hace falta decir nada más". Él mismo se ha retratado.

    Buenas noches a todos,

    Christian Aguilera

    ResponderEliminar
  20. Buenos días a todos:

    No quisiera tener que ejercer de censor, cosa que me repugna, y respeto profundamente la opinión de los demás, aunque no la comparta, pero me voy en la obligación de advertir que no voy a admitir más comentarios sobre el "caso Aguilera", porque como ya indiqué en mi comentario de hará un par de días, es inútil conciliar posturas tan separadas entre sí. Santi N. ha expresado su parecer, Aguilera le replicó, Santi N. reiteró su opinión, y Aguilera ha vuelto a replicarle. Considero que está todo dicho y que es inútil alargar más este coloquio sin fin.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  21. Hola, Tomás. No tengo por costumbre escribir a ninguno de los blogs que sigo, ni pretendo prolongar ningún debate que tú mismo has dado por cerrado, pero sí quisiera expresar mi absoluto asombro por la reacción desmedida de un autor ante la crítica (acertada o errada) a un texto o textos suyos. La exposición pública conlleva la adhesión/rechazo razonable o irrazonable (aplicable a cualquiera de los dos aspectos), y al autor lo único que le queda es aceptar lo uno y lo otro, para aplicar la correspondiente autocrítica (si corresponde), o ignorar lo argumentado y seguir con su trabajo. PERO NO ES DE RECIBO, en ningún caso, contestar diciendo “Yo he hecho esto, ¿qué has hecho tú?”. ¿Te imaginas a cualquier director de cine respondiendo a una crítica negativa sobre su trabajo exigiéndole al crítico sus credenciales como realizador? “Oye, macho, que sólo me puedes criticar si tú también diriges películas (y además buenas e incontestables, supongo)”. Apúntese lo mismo para alguien que reciba una crítica (por despiadada que ésta sea) sobre un libro escrito (“¿Qué has escrito tú?”), sobre un disco (“Qué has compuesto tú?”), sobre un cuadro (“¿Qué has pintado tú?”), etc. En definitiva, siendo cierto que la exposición de un argumento crítico acaba definiendo a quien lo realiza más que a la obra criticada (en el sentido de analizada, of course), no debemos caer en el vicio de pedir la afiliación personal a quein nos lee, visiona nuestras películas, lee nuestros libros, escucha nuestros discos, etc.
    Salud y películas. Carlos Amil

    ResponderEliminar
  22. Totalmente de acuerdo con lo expuesto por Carlos Amil, a lo que yo añadiría que no me parece acertado rechazar la crítica (por salvaje que sea) calificando al autor de la misma de poco menos que de frustrado y enfermo desequilibrado más cuando de la atenta lectura de sus críticas si algo se desprende es que no es demencia la que guía sus razonamientos sino más bien el ánimo de “vendetta”, algo especialmente palpable al final de su escrito. Lo que sí sería de agradecer es que “las cuentas personales” que tengan pendientes ambos las saldaran en otro sitio que no fuera este foro, hasta ahora bastante tranquilo.
    Saludos.

    Xavi.

    ResponderEliminar
  23. Tomás, perdón por el off-topic, pero algunos estamos deseosos de algún tipo de comentario tuyo sobre la última película de Almodóvar, jeje. Creo que es el único film del manchego que no me ha parecido un bodrio, aunque poniendo mucho esfuerzo por mi parte, ya que (SPOILERS) "Triginho" me lo ha puesto difícil (Fin de SPOILERS). Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Buenos días, Carlos:

    Lo único que puedo decir, sin echar más leña al fuego, es que procuro respetar todas las opiniones que se formulen con un mínimo de respeto y educación hacia los demás. Nada más puedo añadir al respecto.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  25. Madre mía la que se está montando con el señor Aguilera, vale que en su respuesta inicial a Santi N no ha estado especialmente fino (tampoco Santi N se ha controlado mucho a la hora de expresar lo que pensaba de Aguilera); con la cantidad de críticos mediocres que ha tenido la revista en los últimos años y ahora la montamos con un señor que no es Latorre ni Guarner ni Wood ni siquiera Marías pero que tampoco es tan malo como se está escribiendo. Vamos a ver cómo lo hace en Dirigido y dentro de un año si hay que dejar de comprar la revista por su culpa se deja (lo dudo si no se dejo de comprar con Juan Carlos Rentero o Hilario José Rodríguez). Pero por favor vamos a darle una oportunidad que todos hemos tenido nuestro inicios (tú también Tomás) en algún trabajo y al menos esperábamos que el primer día no nos echaran .
    Un fan de Mackendrick

    ResponderEliminar
  26. Buenos días a todos:

    Un fan de Mackendrick: lo dicho, doy por terminada esta polémica, y más ante tu muy sensato comentario. Con el tiempo, ya se verá.

    Luissss: es cierto; con "La piel que habito" me he llevado una sorpresa tremenda, dado que es el primer film de Almodóvar que me divierte y me interesa desde hace muchos, muchos años, dado que a mi entender recupera el tono socarrón y provocativo de sus primeros trabajos, y además bien combinado con el oficio que ha adquirido con el tiempo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. No comparto el desprecio hacia Hilario Rodríguez, siempre me gustaron mucho sus escritos. Pero es absurda esta polémica, en Dirigido ha habido buenos y malos críticos, pero los que compramos la revista lo seguimos haciendo porque pensamos que el nivel medio de la publicación es notable.

    ResponderEliminar