Google+ Followers

Translate

lunes, 6 de mayo de 2013

“DIRIGIDO POR…”, MAYO 2013, ya a la venta


El núm. 433 de Dirigido por… ofrece en portada su contenido principal, que no es sino la primera entrega de un dossier dedicado a uno de los más grandes cineastas del así llamado Hollywood clásico: Howard Hawks.
Dicho dossier está compuesto, en primer lugar, por una votación en la cual han participado amigos y colaboradores de la revista, a quienes se les ha pedido que voten las diez mejores películas de Hawks (o sus diez películas favoritas), así como otras dos “rarezas” dentro de su filmografía (o consideradas como tales), a fin de evitar que en la votación figuraran solo los títulos habituales que siempre salen a colación cuando se habla de este cineasta. A continuación, el dossier incluye cuatro artículos: uno sobre la etapa silente de la filmografía de Hawks, a cargo de Tonio L. Alarcón; otro sobre su cine policíaco y cine “negro”, que firma Israel Paredes Badía; otro sobre su contribución al cine de aventuras, escrito por Ricardo Aldarondo; y otro sobre sus westerns, que ha elaborado Antonio José Navarro. Los artículos van acompañados de una serie de antologías seleccionadas entre lo mejor de los films hawksianos de los géneros mencionados, tal es el caso de Scarface, el terror del hampa (Tonio L. Alarcón), Solo los ángeles tienen alas (José María Latorre), La ciudad sin ley (Lluís Satorras), Tener y no tener (Oreste de Fornari), ¡Hatari! (Antonio José Navarro), Río Rojo (Quim Casas), Río de sangre (Juan Carlos Vizcaíno Martínez) y Río Bravo (Tonio L. Alarcón).
El resto del contenido viene marcado por las críticas de los estrenos más importantes del mes, entre los cuales se destacan los de Un verano ardiente (Un été brûlant, 2011), primer film del reputado Philippe Garrel que conoce estreno comercial en España, y que analiza Quim Casas, quien asimismo firma un artículo sobre la Exposición Pasolini Roma, que a partir del próximo 22 de mayo dedica el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) a la obra de Pier Paolo Pasolini y su relación con la capital italiana. El artículo se complementa con una aproximación al carácter contracultural del cine de Pasolini, el cual es abordado por Antonio José Navarro, quien asimismo firma la reseña de otra de las películas destacadas del mes, Objetivo: La Casa Blanca (Olympus Has Fallen, 2013), de Antoine Fuqua. Otra de las críticas destacadas es la de Stoker (ídem, 2012), debut norteamericano del surcoreano Park Chan-wook, abordada por Ángel Sala. Más interesantes contenidos de este número son una entrevista con Bazz Luhrmann, a cargo de Gabriel Lerman, con motivo del próximo estreno de su versión de El gran Gatsby (The Great Gatsby, 2013), que inaugurará próximamente el Festival de Cannes; un recuerdo para la figura del recientemente desaparecido cineasta español Jesús Franco, escrito por Ramon Freixas y Joan Bassa; el comentario de la serie The Following (ídem, 2013- ), a cargo de Tonio L. Alarcón, para la sección Televisión; el de dos clásicos del cine francés de todos los tiempos, Boudu salvado de las aguas (Boudu sauvé des eaux, 1932), de Jean Renoir, y Los niños del paraíso (Les enfants du paradis, 1945), de Marcel Carné, comentadas por Juan Carlos Vizcaíno Martínez dentro de la sección Flashback, con motivo de sus recientes ediciones en formatos domésticos; y el de una rareza de William Dieterle, Ludwig der Zweite, König von Bayern (1930), analizada por Rafel Miret para la sección En busca del cine perdido. Las secciones Pantalla Digital, de José María Latorre, Banda Sonora, de Joan Padrol, y Críticas completan la revista.
Mi primera aportación a este número de Dirigido por… consiste en la crítica destacada del film de Rob Zombie The Lords of Salem (ídem, 2012), sobre el cual ya tuve ocasión de hablar extensamente en este mismo blog (1).
También firmo un par de antologías de dos famosas películas de Howard Hawks. La primera es la de El sueño eterno (The Big Sleep, 1946): “vendría a ser una nueva y soterrada digresión sobre la temática de la así llamada «guerra de los sexos», tan característica de la a su vez conocida como “screwball comedy”, pero con la diferencia de tonalidad que le proporciona la sombría atmósfera propia del film “noir”, la cual a pesar de ello no consigue solapar el denso erotismo que recorre la que posiblemente sea una de las películas más sutilmente eróticas de la historia del cine negro norteamericano, si no la que más”.
La otra es la de, lo confieso, una de mis películas de cabecera de toda la vida: El Dorado (ídem, 1967): “A pesar de la atmósfera distendida y amistosa que flota en muchos momentos del relato, “El Dorado” es una obra que anuncia la decadencia de los clásicos, pero Hawks no intenta dinamitar las convenciones del “western” ni mostrar el aspecto más patético de los viejos héroes del género, sino que asume su condición anacrónica con un elevado sentido de la dignidad: en el final de “El Dorado”, Thornton y Harrah, heridos y con muletas, pasean triunfantes por las calles de ese pueblo que han pacificado «al viejo estilo», acompañados por un “travelling” tan lento como sus pasos y, al mismo tiempo, igual de orgulloso”.
Asimismo, he escrito un artículo en memoria de Bigas Luna: “Había, como digo, muchas cosas buenas en los primeros años de la carrera de Bigas Luna: esa mirada feroz e irónica, de inspiración buñueliana, hacia la burguesía, que de hecho impregna de un modo u otro la totalidad de su filmografía; y esa franqueza a la hora de retratar las pulsiones sexuales, bien fuera la obsesión fetichista de Leo (Àngel Jové) por Bilbao (Isabel Pisano) en el film homónimo, o el caprichoso bestialismo que movía a los protagonistas de “Caniche”, o la franqueza carnal que agitaba el triángulo amoroso-sexual entre Robert (Patrick Bauchau), Mario (Feodor Atkine) y Lola (Ángela Molina) asimismo en la película homónima; sexualidad que, como digo, dejó de ser perturbadora, caliente, casi «maloliente» en sus tenues fronteras entre animalidad y humanidad, a partir del aburrido carrusel de perversiones liofilizadas de “Las edades de Lulú”, o el juego erótico-gastronómico de “Jamón, jamón”, auténtico punto de inflexión en la carrera de Bigas Luna gracias a su inesperada repercusión”.
Cierro mi contribución mensual a la revista con la crítica de Iron Man 3 (ídem, 2013), de Shane Black…
…y la de Un amigo para Frank (Robot & Frank, 2012), de Jake Schreier.


Libros Dirigido Por...: http://tienda.dirigidopor.com/
Facebook “Dirigido por…”: www.facebook.com/#!/dirigidopor
Facebook “Imágenes de Actualidad”: www.facebook.com/imagenesdeactualidad
E-mail redacción: redaccion@dirigidopor.com
E-mail pedidos libros, números atrasados y suscripciones: suscripciones@dirigidopor.com

9 comentarios:

  1. Como comenté cuando hiciste la crítica en este mismo blog, estoy convencido de que, con el tiempo, la de Zombie se convertirá en una película de culto ... la hostil recepción que tuvo en Sitges me sobrecogió todavía más que la propia película...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Opino lo mismo que tú, Álvaro. Me sorprendió los pitos y silbidos posteriores al pase de prensa, algo que con el tiempo solo he podido valorar como algo positivo para la película.

    abrazos,

    Robert

    ResponderEliminar
  3. "The Lords of Salem" es una de las películas más importantes que ha dado el género en mucho, mucho tiempo. Logro artístico que no se debe pasar por alto.

    ResponderEliminar
  4. Aprovecho esta página para comentar que yo silbé la película en Sitges, pero he decidido darle una nueva oportunidad cuando se estrene porque quiero que me guste.

    ResponderEliminar
  5. Hola Tomás, leyendo Dirigido echo de menos la lista de favoritas de Javier Coma _ Hawksiano de primera categoría que ya escribía sobre este cineasta en Documentos (revista en la que colaboraban Guarner, José María Otero ...) en 1960, cuando no habían nacido la mayoría de los que hoy escriben en la revista_; otra cosa que me gustaría que apareciese (y ésta es bastante más seria, lo otro era una frivolidad) es un artículo sobre ciertas obras poco conocidas de este cineasta en España (El camino a la gloria o Vivamos hoy) porque no se estrenaron, y que se han comercializado en los últimos años en dvd (sin ninguna reseña en la revista, reproche) y que son más interesantes que otras más conocidas (y comentadas mil y una vez), lo digo porque en la introducción del dossier, en la que adelantas los artículos del mes que viene no dices nada al respecto, ojalá no se os pase un artículo sobre estas películas o críticas de las mismas.
    Por lo demás es un número que me invita a seguir comprando esta revista muchos años (ojalá así sea, lo digo por vuestra parte, la mía este dossier ya la amortiza por varios lustros). Un número excepcional, de antología con un cineasta sublime. Perfecto. La revista de este mes es una obra maestra que no desentonaría en la filmografía de este director. Entre Rio Bravo y Sólo los ángeles tienen alas.
    Un saludo,
    Toni.

    ResponderEliminar
  6. José Miguel García de Fórmica-Corsi11 de mayo de 2013, 12:46

    En relación con el comentario anterior, quisiera decir que, en efecto, el dossier sobre Hawks es muy interesante. Ahora bien, esa declaración de que dossieres como éste amortizan la revista para muchos años parece encerrar (lo mismo no es así) el reproche a otros dossieres más discutidos en esta páginas de Tomás. Bien, en mi opinión lo ideal es alternar trabajos sobre cineastas a quienes ya nadie discute su puesto en el Olimpo del cine con esos otros sobre los que ya existe una diversidad de opiniones (thrillers de serie b, terror contemporáneo inédito -este fue memorable, justo hace un año-, peplum, giallo, etc.). De hecho, yo prefiero estos últimos, no porque tenga vocación heterodoxa sino porque, las cosas como son, es difícil decir algo nuevo sobre Hawks, Ford, Hitchcock, Lang, Bergman, Fellini y demás,pues, por fortuna, son muchos los trabajos que hay sobre ellos.
    En cambio, es mucho menor lo que se encuentra de esos géneros y cineastas supuestamente "menores". Y para mí el trabajo esencial de un buen crítico o de una buena revista de cine no es dar vueltas de peonza sobre lo ya archiconocido, sino abrir nuevas puertas a nuestro conocimiento de ese arte que tanto amamos.
    Por ello, felicito a Dirigido por esas iniciativas, y espero que sigan. Y, eso sí, leeré tanto este mes como el próximo con fruición el dossier de Hawks.

    ResponderEliminar
  7. Buenos días a todos:

    Únicamente puntualizar que al amigo Javier Coma no le fue posible participar en esta votación, y que la cuestión en virtud de la cual la revista oscila entre lo "clásico" y lo "moderno", o considerados como tales, y los "grandes temas y/o directores" y las parcelas "raras" del cine de género, se debe a algo que siempre nos ha motivado a todos los que hacemos "Dirigido por...": ofrecer un amplio abanico de temas de estudio, e intentar llegar a lectores y/o cinéfilos de todas las edades.

    Sabemos que quizá no siempre lo logramos y que, como todo en esta vida, ello es susceptible de ser criticado, pero de verdad que no nos mueve otro propósito que no sea el de intentar contentar al máximo de lectores, aún partiendo de la base de que eso es imposible conseguirlo al cien por cien.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  8. En primer lugar, yo también soy un fan de la gran obra de Rob Zombie (una más en una filmografía corta pero cada vez más brillante). Pero he de confesar que me he sentido decepcionado al encontrar en la revista el mismo texto que escribiste en el blog, en versión resumida, eso sí. Soy consciente del problema que conlleva escribir varias veces sobre un mismo título y no repetirse, pero pensé que le darías otro enfoque y no limitarte a un copia y pega con matices. Quizás lo mejor hubiera sido darle la película a otro crítico que aportara algo novedoso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Buenas tardes, Int:

    Comprendo lo que dices, pero se da el caso de que nadie más podía hacer ese texto con la rapidez con que se necesitaba, y creo que también se da la circunstancia de que no siempre los lectores de la revista y de mi blog son coincidentes, salvo en casos como el tuyo. Por otro lado, si bien consideré la posibilidad de reescribirlo, no logré darle otro enfoque porque tampoco tuve tiempo de volver a ver el film, lo cual quizá me hubiese inspirado ideas desde otra perspectiva; por lo tanto, opté por conservar el texto original y ajustarlo a la extensión solicitada.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar