Google+ Followers

Translate

martes, 31 de enero de 2012

“DIRIGIDO POR…” FEBRERO 2012, YA A LA VENTA

El núm. 419 de Dirigido por… propone este mes un muy variado contenido que, esperemos, contente a los aficionados al cine más jóvenes y a los del así llamado “cine de siempre” a partes iguales. Acapara la portada La mujer de negro (The Woman in Black, 2011), que ha realizado el interesante James Watkins, y de cuyo comentario se ocupa Roberto Alcover Oti. Los otros titulares de portada se reparten entre La invención de Hugo (Hugo, 2011), de Martin Scorsese, y un avance de un film que se estrenará próximamente, Los idus de marzo (The Ides of March, 2011), que como es bien sabido dirige y protagoniza George Clooney, Scorsese y Clooney son objeto de sendas entrevistas, a cargo de Gabriel Lerman, y los análisis de sus respectivas películas corren a cargo de Antonio José Navarro, quien también firma la crítica de otro film destacado, Martha Marcy May Marlene (ídem, 2011), de Sean Durkin, y de una interesante película moderna e inédita, Lebanon (2009), de Samuel Maoz, dentro de la sección Fuera de Campo. Israel Paredes Badía escribe la reseña de otro título destacado en portada, Caballo de batalla (War Horse, 2011), de Steven Spielberg, además de firmar un texto que glosa la vida y la obra del gran director artístico Alexandre Trauner en la sección Paralelismos. Por su parte, Quim Casas aborda el análisis del primer film del reputado Béla Tarr que va a tener estreno comercial en salas españolas, The Turin Horse (A Torinói ló, 2011), además de firmar, dentro de la sección En Busca del Cine Perdido, un comentario de la curiosísima versión de Titanic (1943), de producción alemana, dirigida por Herbert Selpin. Otras dos películas que merecen extensos comentarios aparte son Moneyball: Rompiendo las reglas (Moneyball, 2011), de Bennett Miller, a cargo de Aurélien Le Genissel, y Shame (ídem, 2011), de Steve McQueen, que analiza Diego Salgado. El otro film destacado del mes, Young Adult (ídem, 2011), se analiza dentro de un extenso artículo sobre su realizador, Jason Reitman, que firma Tonio L. Alarcón, también firmante de una extensa crítica sobre las dos temporadas de la reputada miniserie de televisión Sherlock (ídem, 2010-). El número se completa con las críticas, de menor extensión, de muchos otros films recientemente estrenados o a punto de hacerlo, además de las clásicas secciones de Banda Sonora, de Joan Padrol, y de Pantalla Digital, de José María Latorre.
Otro de los platos fuertes de este número es la primera parte de un dossier dedicado a obras maestras del cine mudo, integrado este mes por un artículo introductorio, obra de Antonio José Navarro, y compuesto por diez extensos textos sobre otros tantos títulos de oro del periodo silente, firmados por José María Latorre, Quim Casas, Antonio José Navarro, Tonio L. Alarcón, Rafel Miret, Ricardo Aldarondo, Juan Carlos Vizcaíno Martínez, Ángel Sala y un servidor. Mi contribución a este dossier consiste en un par de textos; el primero de ellos, dedicado a un maravilloso film de Mauritz Stiller: Gösta Berlings saga (1924), o para entendernos, La saga de Gösta Berling, según la novela homónima de Selma Lagerlöf: “No resulta de extrañar, en este sentido, que Mauritz Stiller desarrolle este complejo argumento mediante un estilo que, a juzgar por las referencias, casa perfectamente con ese raro equilibrio entre lo realista y lo fantástico característico de la obra de Lagerlöf”.
El segundo gira en torno a una película no menos extraordinaria: Alas (Wings, 1927), de William A. Wellman: “no es tanto una recreación por la vía de lo sentimental de esa Gran Guerra que, por desgracia, no fue la única del siglo XX, como también y por encima de todo un soberbio melodrama que pone el acento en el daño físico y psicológico que provocan las guerras en todos los seres humanos, y más concretamente en la juventud”.
Completo mi contribución al Dirigido por… de febrero con una crítica de la estimable ópera prima del actor Paddy Considine Redención (Tyrannosaur, 2011).

11 comentarios:

  1. Seguimos sin estudio de Spielberg y eso que la ocasión la pintaban calva. El número pinta muy interesante, eso sí.

    ResponderEliminar
  2. Tomás, en el sumario de la página de Dirigido, el apartado de Pantalla Digital está equivocado, pues repite el contenido de la sección anterior.

    Por cierto, ya que comentas un film de Wellman, o estaría de más revalorizarle, pues es uno de los grandes del periodo clásico del que menos se habla últimamente. Aparte de sus grandes clásicos como El enemigo público, Beau Geste, The Ox-Bow Incident, Cielo Amarillo, Fuego en la nieve, Caravana de mujeres o la mutilada Más allá del Missouri; tiene otro buen puñado de películas menos conocidas pero también estupendas, y en algunos casos muy poco convencionales, como Una gran señora, The Next Voice You Hear, Infierno blanco, Track of the Cat o Good-Bye My Lady.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué cantidad de interesantes estrenos se avecinan en febrero! McQueen, Carnahan, Watkins, Tarr, Spielberg, Scorsese... para todos los colores, la verdad. Y encima el gran Diego Salgado escribe en la revista. Este número tiene muy buena pinta. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Vaya este mes se ha reducido en 9 páginas la revista...

    ResponderEliminar
  5. Magnífica la crítica de Tonio L. Alarcón sobre la serie Sherlock,completamente de acuerdo con él.
    Estupenda también la maquetación del dossier de cine mudo.

    Un saludo.

    Borja.

    ResponderEliminar
  6. Tomas, tienes que ver The Black Mirror, una serie británica de tres capítulos autoconclusivos, con muchos puntos en común con La dimensión desconocida.

    ResponderEliminar
  7. Caramba Tomás espero que estés escribiendo tú solo una historia del cine más larga que la que acaba de empezar a editar (a un precio prohibitivo) Akal porque te prodigas menos que Rajoy. También espero (como supongo que muchos de nosotros) que la reducción de páginas de la revista haya sido eventual sino es preferible que subáis 30 (o 50 cms) el precio (bueno mejor 30 que los tiempos están complicados) y recuperéis las 98 páginas.

    ResponderEliminar
  8. La crítica de Shame me decepcionó. Demasiado rebuscada. Mira que no hay palabras para decir lo que dijo el señor Salgado, pero no hacía falta su lección de vocabulario... Espero tu crítica ^^

    ResponderEliminar
  9. Para gustos colores, para mí Diego Salgado tiene un nivel crítico cultural y literario por encima de muchos críticos, sin faltar a nadie por supuesto. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Está claro que el crítico posee cultura cinematográfica, pero precisamente éste (y ésto fue lo que me llamó la atención) era demasiado brusco en el empleo de su palabra. No es por mal, pero normalmente, el nivel de Dirigido Por... es muy alto en comparación con cualquier otra revista, y por lo menos yo, apenas he tenido problemas a la hora de entender/asimilar una crítica, y más sabiendo que las de esta revista son casi análisis en profundidad, dedicadas para aquellos que poseen cultura cinematográfica y además, que les encante el cine. Pero se juntaron los hechos de esperar la crítica y de no saber quién la firmaba. El resultado no me gustó. Lejos de ofender con mi comentario o "no estar de acuerdo" con la crítica, simplemente lo expongo porque, el problema no fue no conocer a su autor, sino la forma, repito, tan rebuscada de contarlo.
    No he visto la película, pero me parece que es de esas que tanto le gustan indagar/analizar a los críticos de Dirigido, de las que se expresan con imágenes, con mensajes y composiciones; y, y como lector, poder disfrutar de lo que se está leyendo, no sentirse perdido por el hecho de que el autor demuestre su basta capacidad literaria.

    ResponderEliminar
  11. Es fascinante poder contar con Diego Salgado en Dirigido por... Para mí uno de los mejores críticos de España en este momento. No pienso que la crítica de Shame haya sido demasiado rebuscada, quizás demasiado completa, cuando una película es buena, quieres decir mucho más de lo que puedes expresar en unas líneas, y efectivamente hay párrafos llenos de mucha información, pero otros de fluida naturaleza que le caracterizan a él por su nivel como crítico.

    ResponderEliminar