Google+ Followers

Translate

martes, 5 de abril de 2011

“DIRIGIDO POR…” ABRIL 2011, YA A LA VENTA

La famosa película de Robert Aldrich El beso mortal (Kiss Me Deadly, 1955) es el principal reclamo del núm. 410 de Dirigido por…, con motivo de la publicación de la primera parte de un estudio dedicado a este cineasta norteamericano que ha escrito el amigo Antonio José Navarro. Mi contribución a este mes se centra en el terreno del dibujo animado, dado que he preparado, y co-escrito con el colega Tonio L. Alarcón, un dossier sobre el actual cine de animación por ordenador estadounidense.




El mismo viene precedido de una crítica conjunta de las dos muestras del género más recientemente estrenadas en cines españoles, la excelente Rango (ídem, 2011, Gore Verbinski) y la mediocre Gnomeo y Julieta (Gnomeo & Juliet, 2011, Kelly Asbury), y se compone, en primer lugar, de un artículo introductorio mío que explica los orígenes del actual boom del dibujo animado por ordenador, seguido de cuatro artículos centrados en el momento actual de los estudios de Hollywood especializados en esta cuestión (Disney, Pixar, DreamWorks…), ocho pequeñas antologías de otras tantas películas que han marcado tendencia, y una entrevista con John Lasseter.

Tonio L. Alarcón firma los artículos dedicados a glosar el estado actual de los estudios Disney y Pixar, mientras que yo me he encargado, por un lado, del artículo sobre DreamWorks: “la política de producción de cine de animación llevada a cabo bajo la supervisión de Jeffrey Katzenberg, primero en el seno del estudio que este último fundó junto con Steven Spielberg y David Geffen, DreamWorks SKG, y que desarrolló entre 1994 y 2004, y luego en DreamWorks Animation Studios desde ese mismo 2004 y hasta el momento actual –si bien esta última empresa ya respondía a esa denominación en 2001, cuando todavía estaba integrada dentro de DreamWorks SKG, y el mismo año que cosechó su primer gran éxito comercial dentro del dibujo animado por ordenador: “Shrek” (ídem, 2001, Andrew Adamson y Vicky Jenson)–, es una política de producción, como digo, nacida del aparente resentimiento de Katzenberg hacia The Walt Disney Company y su primero socio y luego parte integrante Pixar Animation Studios, por no haber conseguido el cargo de presidente de Disney al que creía tener derecho, dada su brillante trayectoria al frente de la división animada de la vieja “major” creada por Walter Elias Disney”.

Por otra parte, bajo el genérico Otros estudios. A la sombra de los grandes, comento brevemente que, “a la vista de los pingües beneficios que las producciones de The Walt Disney Company, solas o en asociación con las Pixar Animation Studios, y de DreamWorks SKG/Animation Studios, el resto de estudios de Hollywood han intentado obtener su parte del pastel del negocio del dibujo animado. Por ahora, ninguna otra “major” ha conseguido alcanzar las cimas comerciales de sus poderosos rivales, por más que algunas de ellas sí que hayan logrado, a nivel artístico, producciones de calidad pareja a lo mejor de Disney y Pixar”.

De las ocho antologías sobre cine de animación made in USA contemporáneo, he escrito cuatro: las correspondientes a Pesadilla antes de Navidad (Nightmare Before Christmas, 1993, Henry Selick), Hormigaz (Antz, 1998, Eric Darnell y Tim Johnson), Shrek (ídem, 2001, Andrew Adamson y Vicky Jenson) y Ratatouille (ídem, 2007, Brad Bird), corriendo las otras cuatro, Toy Story (Juguetes) (Toy Story, 1995, John Lasseter), El gigante de hierro (The Iron Giant, 1999, Brad Bird), Ice Age (La edad de hielo) (Ice Age, 2002, Chris Wedge y Carlos Saldanha) y Beowulf (ídem, 2007, Robert Zemeckis), a cargo de Tonio L. Alarcón.

3 comentarios:

  1. Hola Tomás! este estudio lleva mucho tiempo preparándose? Me suena que he leído hace por lo menos un par de años algo al respecto. Ya tengo ganas porque creo que, como muy bien dices, la animación es quizás el género que mejor momento atraviesa.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, Rafa:

    Lo cierto es que este "dossier" llevaba tiempo en espera, pero lo cierto es que se ha introducido tan pronto se ha presentado la ocasión.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Cuánto me gustaría ahora un estudio tuyo sobre Walt Disney, el que hiciste ( Nº 218-219) aunque muy interesante fue demasiado breve y como con cierto temor por tu parte a que tu admiración por su obra fuera mal vista por aquellos que no entiendo que la obra de Disney de animación es una de las obras capitales de la historia del cine a la altura de Lang, Hawks, Ford o Hitchcock.

    ResponderEliminar