Google+ Followers

Translate

martes, 25 de enero de 2011

“IMÁGENES DE ACTUALIDAD” FEBRERO 2011, YA A LA VENTA


La nueva y exitosa película de los hermanos Coen, esto es, la nueva versión de Valor de ley (True Grit, 2010), es el tema principal de la portada del núm. 310 de Imágenes de Actualidad. Este mes, y con motivo del estreno, entre febrero y marzo, de un par de films de temática satánica como son La trampa del mal (Devil, 2010, John Erick Dowdle) y El rito (The Rite, 2011, Mikael Hafström) –y, quién sabe, a lo mejor su distribuidora se anima por fin a estrenar El último exorcismo (The Last Exorcism, 2010, Daniel Stamm), anunciada desde hace meses y que no llega ni a tiros…—, con motivo de todo ello, como digo, he dedicado el Cult Movie de este número a la famosa película de Alan Parker El corazón del ángel (Angel Heart, 1988): “no sólo es uno de los films de Parker que mejor resiste el paso del tiempo, hasta el punto de erigirse quizá en su mejor trabajo junto con “Arde Mississippi” (con la cual comparte muchas cosas), sino que además es la película que demuestra que, en cierto sentido, Parker fue en su momento lo que ahora es el también británico Ridley Scott: el realizador inglés que trabaja en los Estados Unidos, haciendo además producciones con medios “hollywoodienses”, pero aportando al mismo tiempo un “toque” “british” de cierta “qualité”. La diferencia de “El corazón del ángel” con otras películas de Parker de la época consiste en que, a pesar del sempiterno y a ratos un tanto empalagoso esteticismo de su realizador, así como de su tendencia habitual hacia el efectismo (patente sobre todo en algún que otro “susto” estúpido, destinado a recordarle al espectador que, aunque a simple vista parezca un film “noir” retro, lo que realmente está viendo es una película de terror...), la verdad es que la mayoría de sus elementos funcionan bien”.



Completo mi contribución a este número de Imágenes de Actualidad con un par de críticas: una de la muy discreta película de Florian Henckel von Donnersmarck The Tourist (ídem, 2010), la cual me confirma algo que ya sospeché cuando se estrenó el anterior y muy celebrado film de este mismo director, La vida de los otros (Das leben der Anderen, 2006): sencillamente, que no había para tanto; y otra, un poco más extensa, de Camino a la libertad (The Way Back, 2010), la extraordinaria película del siempre magnífico Peter Weir, a mi entender y ahora mismo uno de los mejores realizadores del cine mundial, por más que no acostumbre a salir en “las listas de los listos” sobre lo-mejor-y-lo-peor-del-año, del-siglo o del-milenio (ya no falta tanto…), respecto a las cuales dedicaré más adelante una entrada en este blog.

8 comentarios:

  1. Ya era hora de que alguien reconociera la tremenda calidad de Camino a la libertad.Creo que no he visto tanto cine y de tan alta calidad como en sus dos horas de duración.En cambio,tras las nominaciones a los Oscar,los parabienes se los llevarán obras tan mediocres como "Winter's Bone","Los chicos están bien" o "127 horas".Una lástima.

    ResponderEliminar
  2. Hola Tomás:

    Pues no he vuelto a ver "El corazón del ángel" desde que se estrenó. Me trae recuerdos de la adolescencia y del bachillerato. Parece mentira que ya haya pasado tanto tiempo. Aún recuerdo la "paliza" que le dio la crítica en su día. Alan Parker y Adrian Lyne eran por entonces cineastas a batir. Y también a Peter Weir le cayeron algunos palos por "El club de los poetas muertos". Yo he llegado a ver incluida esta película en una lista de las peores de los 80. O sea que a veces Weir sí ha aparecido en listas y no para bien precisamente. El por muchos motivos grande Jose María Latorre le tenía especial inquina a "Único Testigo", que a muchos siempre nos ha gustado bastante. Ars longa, vita brevis, y a menudo no hay tiempo de revisar viejas películas porque la actualidad se impone. Es una pena.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi me parece que Weir está sobrevalorado. Hizo dos grandes películas, "Picnic en Hanging Rock" y "La última ola", y luego se vendió a Hollywood y a encadenar un bodrio tras otro. Un poco lo mismo que hizo Ridley Scott tras filmar "Blade runner" y "Alien".

    ResponderEliminar
  4. Hola. Yo vi "El corazón del ángel" por segunda vez hace como dos años y me sorprendió muy gratamente, sobre todo por el diseño de producción (creo que los ochenta fueron la década de oro en ese aspecto, sobre todo en el fantástico pero no sólo en ese género), realmente increíble (hay una Alco-GE diésel flipante en una escena en una estación ferroviaria, conozco esos bichos porque trabajé en un museo de ferrocarriles), y por lo bien que orquesta Parker un gran trabajo de equipo, el ambiente depresivo y nada glamouroso de aquellos años cuarenta, cómo se revisita el tópico del detective amnésico, etc.

    De Weir decir sólo que ojalá rodase al ritmo de Takashi Miike. Dos pelis por década son muy pocas. Eso va también por Terrence Malick y algún otro.

    ResponderEliminar
  5. "El corazón del angel"..... casi nada. Recuerdo haberla ido a ver con mis padres, embargados por la presencia del gran de Niro y aprovechando mi recien cumplida mayoría de edad. No se me va de la cabeza el estupor de mis progenitores con tanto crimen, tanta simbología y tanto polvo sanguinario. A mi me encantó y, como dices, resiste muy sólidamente el paso del tiempo. Además Rourke estaba perfecto (me aficioné al Camel gracias a los carismáticos paquetes blandos sin filtro que el muchacho consume sin descando en el metraje) y la banda sonora era excelente. Gran película.

    ResponderEliminar
  6. A mí también me parece que "La vida de los otros" es una película sobrevalorada. De todas formas no me parece justo compararla con "The tourist" (que no he tenido el dudoso gusto de ver), ya que imagino que el director simplemente ha ejercido de asalariado de lujo al servicio de sus estrellas y de la insaciable maquinaria hollywoodiense. El caso del director alemán, desgraciadamente, es el último de una larga serie de decisiones incongruentes.

    ResponderEliminar
  7. "El corazón del Ángel" es un "clásico" de la época, con sus efectos de ventiladores y ascensores, y el papelón de Robert de Niro. Lograda insana atmósfera, como en "La escalera de Jacob", pero volverlas a ver son unas experiencias arriesgadas...

    ResponderEliminar
  8. yo decirles a los criticos de la revista si es que disney les paga por decir que si pixar esto que si pixar es lo mejor y lo que hace la competencia no sirve para nada.señores hay que ser neutral que se les nota el plumero.por lo demas la revista es muy buena la compro desde que salio y ya son muchos numeros.les saluda un lector gracias

    ResponderEliminar