Google+ Followers

Translate

miércoles, 25 de noviembre de 2015

“IMÁGENES DE ACTUALIDAD” de DICIEMBRE 2015, a la venta



Por si alguien todavía lo dudaba, Star Wars: El despertar de la Fuerza (Star Wars: The Force Awakens, 2015), de J.J. Abrams, es la me atrevería a decir que inevitable película de portada del núm. 363 de Imágenes de Actualidad. La revista ofrece un espectacular reportaje gráfico del film, que se complementa con el artículo El futuro de “Star Wars”, sobre los proyectos vinculados a la continuación de la saga galáctica de George Lucas en el seno de Disney; el reportaje Generación “Star Wars”, en el que directores y productores de la última generación del cine español nos comentan su película favorita de la saga; y el retrato de Adam Driver, sobre quien ha recaído el honor de interpretar al gran villano del film de Abrams, el ya popular Kylo Ren. 


El último número de este año se compone también de los destacados reportajes dedicados a: En el corazón del mar (In the Heart of the Sea, 2015), acompañado a su vez con una entrevista con su realizador, Ron Howard; El puente de los espías (Bridge of the Spies, 2015), de Steven Spielberg, complementado a su vez con una entrevista con su principal protagonista, Tom Hanks; la nueva versión de Macbeth (ídem, 2015), de Justin Kurzel; Hiena (Hyena, 2014), de Gerard Johnson; Dope (ídem, 2015), de Rick Famuyiwa; Palmeras en la nieve (2015), de Fernando González Molina; El desafío (The Walk) (The Walk, 2015), de Robert Zemeckis; y Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts (The Peanuts Movie, 2015), de Steve Martino.


Como todos los meses, la revista completa su información en las siguientes secciones: Primeras Fotos, con avances de Warcraft (2016), de Duncan Jones, y Victor Frankenstein (ídem, 2015), de Paul McGuigan; Series TV, donde hallamos contenidos tan variados como el artículo sobre la nueva televisión de pago en España Bienvenido Mr. Netflix, el estreno del film de Cary Joji Fukunaga Beasts of No Nation (ídem, 2015), que se emite en exclusiva en Netflix, y otras producciones, como el especial televisivo A Very Murray Christmas, dirigido por Sofia Coppola y protagonizado por Bill Murray, y la reposición íntegra en Wuaki.tv de Breaking Bad; Noticias; Stars; Ranking; Hollywood Boulevard y Hollywood Babilonia, de Nacho González Asturias; Él dice, ella dice; ¿Sabías que…?, del profesor Moriarty; Gran Vía y Se rueda, de Boquerini; Diccionario Fantástico, del Dr. Cyclops; Además…; Críticas; Libros, de Antonio José Navarro; y BSO y DVD & Blu-ray, de Ruiz de Villalobos.


Este mes, el estreno de En el corazón del mar me ha dado pie a incluir en la sección Cult Movie uno de esos así llamados clásicos-de-toda-la-vida: Moby Dick (ídem, 1956), la extraordinaria adaptación de la novela homónima de Herman Melville dirigida por John Huston, a partir de un guión escrito por él mismo en colaboración con Ray Bradbury: “No resulta difícil ver en “Moby Dick” uno de los mejores trabajos de John Huston junto con “Dublineses” (1987), su admirable adaptación del relato de James Joyce «Los muertos». Haciendo gala de una gran comprensión del libro de Melville, y conscientes de que resultaba imposible condensar todo su contenido en un largometraje de menos de dos horas, Huston y Bradbury se concentraron en una de las lecturas que ofrece la novela, procurando desarrollarla tan a fondo como les fuera posible partiendo de las limitaciones y convenciones establecidas en un largometraje de Hollywood. Sus esfuerzos se dirigieron a destacar lo que el libro de Melville tiene de simbólica interpretación de la lucha del Hombre contra Dios, de manera que Moby Dick, la gigantesca ballena blanca, vendría a ser una representación de la divinidad contra la cual se rebela a su vez un representante de esa humanidad reprimida bajo el yugo de lo divino, el capitán Ahab (un magnífico Gregory Peck), con la finalidad de destruirla, o lo que es lo mismo: con la intención de liberar al Hombre de la tiranía de Dios”.


Mi contribución a este número se completa con las críticas de, en primer lugar, esa obra maestra (como siempre, hablo por mí) que es Sicario (ídem, 2015), del gran Denis Villeneuve...,


…y del estupendo film de animación Hotel Transilvania 2 (Hotel Transylvania 2, 2015), de Genndy Tartakovsky, una secuela mejor que el original y muy por encima de lo que se ha dicho.



Libros de Dirigido Por: http://tienda.dirigidopor.com/
Facebook “Dirigido por…”: www.facebook.com/#!/dirigidopor
Facebook “Imágenes de Actualidad”: www.facebook.com/imagenesdeactualidad
Twitter “Dirigido por…”: www.twitter.com/#!/Dirigido_por
Twitter “Imágenes de Actualidad”: https://twitter.com/ImagActualidad
E-mail redacción: redaccion@dirigidopor.com
E-mail pedidos libros, números atrasados y suscripciones: suscripciones@dirigidopor.com
Publicidad cine: publicidad@dirigidopor.com

6 comentarios:

  1. Me sorprende que califiques de obra maestra "Sicario".Yo no diría tanto debido a su guión (un tanto ingenuo y predecible). Si lo hubieran trabajado más puede que estuviera cerca. Curioso que no te gustara en su día "Incendies".¿Te pareció quizas algo manipuladora? Lo digo porque sí he leído críticas en ese sentido(quizá no desencaminadas del todo). Tenía sus fallos, pero a mí me parece la mejor de las tres que he visto de Villeneuve."Prisioneros" no me pareció para tanto, también por un guión no muy pulido que dejaba algunos cabos sueltos y también algunas incoherencias a la vista. Eso sí, la labor de esa tripleta tan competente que repite en "Sicario"(Villeneuve dirección, Deakins fotografía y Jóhannsson música) fue de recibo. Me gustaría ver sus trabajos anteriores, "Polytechnique" y "Maelström". Estaría bien un estudio en "Dirigido por..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el juego con el montaje o, mejor dicho, con el orden del relato, para "despistar" o "manipular" al espectador de "Incendies" no sería tan discutible en otro tipo de película, pero en una que toca un tema tan peliagudo resultó un poco fuera de lugar. Pese al desconcierto y a ciertas caídas de tono (por no hablar del personaje de la madre que es pa' matarla, porque eso no se les hace a los pobres chavales) a mí me parece una buena película.

      Eliminar
    2. ¡SPOILER!: A mí esa revelación final ("¿Dos más dos pueden ser uno?") y el escalofriante grito de la chica al darse cuenta de lo que implica esa pregunta aún me ponen la carne de gallina. Es el giro final que más me ha impactado desde "Seven" o "El sexto sentido".
      Por otra parte la película es tramposa a ratos. El descubrimiento de la piscina también me parece algo cogido por los pelos. Y luego, como dices, esa ocurrencia de la madre...qué manera de complicarles la existencia a sus mozalbetes. Con todo, otras películas ya las has olvidado en cuanto sales de la sala de cine. En cambio, "Incendies" es de las que recuerdas, a pesar de trampas y manipulaciones por parte de Villeneuve.

      Eliminar
  2. Hola, Tomas:

    como lector de Imágenes me he quedado muy sorprendido por el caractér tan sensacionalista del escrito sobre Eden Lake; en lugar de analizar el film por ejemplo comentando las raices cinematográfcas del film, una actualización del American Ghotic ambientado en Gran Bretaña donde los red necks se convierten en chavs, o contextualizando la situación de desigualdad sociales a las que se enfrenta la clase trabajadora británica desde las políticas tacherianas, el escrito se limita a tirar de tópicos para criminalizar a los antagonistas.
    Como explica Owen Jones en su libro Chavs, la demonización de la clase trabajadora, en Reino Unido se ha instalado una corriente de opinión periodística basada en señalar los aspectos más negativas de los individuos pertenencientes a las clases populares, presentándolos como vagos, maleantes, y peligrosos. Eden Lake, aparentemente, es un ejemplo de este estado de ánimo, pero por qué no podemos entender el film como una crítica a esta situación, como por ejemplo fue La invasión de los ladrones de cuerpos con la paranoia comunista durante la Guerra Fría; quiero creer que la película se ríe de los miedos de la clase media al estado de miedo creado por los medios de comunicación, porque sino de lo contrario estaríamos ante una buena película, pero profundamente inmoral.
    Cuando se habla de la maldad de los personajes, parece que proviene del hecho de ser pobres; ¿y si Brett, el lider de la banda, es simplemente una mala persona por su propia naturaleza? no se dedica también a torturar a sus amigos más débiles; y cuando habla de los padres, tengo la sensación que está hablando de una asamblea de miembros de una secta nihilista que están debatiendo si poner bombas en guarderias de barrios pijos de Londres o durante la ceremonia de graduación de Eton; lo siento pero solo son padres que ante la evidencia de que sus hijos han sido maltratados, responden de forma visceral.
    No conozco quien escribe en esta sección, pero sería necesario ser más riguroso, y no dejarse llevar por un mensaje fácil y sensacionalista porque ni la película ni la revista se lo merece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Dr. Cyclops? Pues será el mismo Tomás o Antonio José Navarro. Película tensa, áspera y desagradable donde las haya, sin concesiones al gran público y con un final tan cruel como el de "The Wicker Man".

      Eliminar
    2. "Eden Lake" es espléndida y jodida donde las haya. Hay que tener los nervios templados el día que uno se pone a verla. Por otro lado, Lluis, esas connotaciones políticas y sociales por supuesto que están en el trasfondo de la película, pero no me parece a mí que ello sea una prioridad para James Watkins. Vamos, que le preocupan más los mecanismos del "horror" y del "survival" para crear una tensión cada vez más insoportable que hacer un comentario social o político.

      Eliminar