Google+ Followers

Translate

sábado, 6 de febrero de 2010

“SCIFIWORLD MAGAZINE” FEBRERO 2010, YA A LA VENTA


Tras haberme saltado mi colaboración mensual en Scifiworld Magazine el pasado mes de enero, este mes de febrero la retomo con un artículo genéricamente titulado ¿Existe un cine de terror femenino? La mujer en el cine fantástico, con el cual he intentado adentrarme en algunos de los principales roles desempeñados por los personajes de sexo femenino en el contexto del género, y poniendo de relieve que, si bien es verdad que ha habido y probablemente seguirá habiendo montones de producciones de horror que emplean a las mujeres como meros “floreros”, preferentemente con poco o nada de ropa y asumiendo el triste papel de víctimas del monstruo o psicópata de turno, no es menos cierto que, en determinadas ocasiones, la mujer ha jugado un curioso papel, bien sea como ente que atrae al Mal, o bien como portadora de ese mismo Mal; de todo lo cual subyace, y (me) cito: “una de las fantasías misóginas, en el borde mismo del machismo, que se encuentra en la base de mucho cine fantástico a lo largo de toda su historia, y que se origina a su vez en precedentes culturales (mitológicos, religiosos, literarios) de toda índole, a saber: la idea de la Mujer como fuente del Mal”, fantasía tras la cual se encuentra, como telón de fondo, “el miedo ancestral y no reconocido del Hombre a la Mujer, entendida esta última como representación viviente y carnal de lo Otro, lo Ajeno, lo Diferente”. Este núm. 23 de la revista dedica, también, su espectacular portada a El hombre lobo, de Joe Johnston, además de nuevas aproximaciones a la obra del llorado Paul Naschy y, por esas casualidades de la vida…, un artículo sobre Peter Jackson. Que lo disfruten.

4 comentarios:

  1. Linda Fonlaine la lio con varios títulos sobre todo con snuff prohibida durante años.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos días,

    Ayer pude ver por fin "Invictus" y la verdad es que aún me dura el trauma... Ay madre, que Clint ya nos chochea... Soy fan, pero es que esto no hay por donde cogerlo... Por momentos parecía que iba a salir Marisol a cantarle una canción al abuelito Mandela... Floja, flojísima.

    Me parece bien que la película parta de un enfoque admirativo hacia Mandela, incluso es hasta cierto punto simpático ofrecer en estos tiempos un retrato favorable de un político, y nada que objetar a la apuesta por un cine de sentimental.

    Hoy en día parece que el que un director busque abiertamente emocionar y que que los personajes nos parezcan simpáticos o encantadores es el peor de los pecados, cuando mucho del mejor cine de siempre ha sido sentimental(Ford, Capra, McCarey...)

    Todo eso estaría muy bien si no fuera porque el guión de Invictos me parece horroroso: planísimo, sin matiz alguno, discursivo y obvio, empalagoso a más no poder en el retrato de los personajes.

    Y lamentablemente tampoco es que la puesta en escena lo redima mucho,la verdad... como ese partido, filmado sin garra y abusando de tópicos (esa camara lenta ante el lanzamiento decisivo del partido..uff) o el uso tan acaramelado de las canciones, bastante raro en Eastwood. Por no hablar del peculiar momento de "suspense" con el avión en el estadio, que resulta hasta divertido, de puro desvarío... El consuelo que queda es que, al menos, esta no será la despedida del cine de Clint y "Hereafter" parece prometedora, los ramalazos de cine fantástico siempre han sido muy atractivos en la obra de Eastwood, y una película dedicada de lleno al genero resulta muy interesante.

    Ya que estoy, y abusando de la paciancia de quien me lea, no pude evitar pensar mientras veía Invictus, lo que hubiera dicho la critica si la misma película la hubiera firmado Spielberg... mejor ni imaginarlo. pero claro, como es de Eastwood, el último clásico, el guardian que le queda al cine de sus puras esencias y un cineasta de "verdad" y no como Steven, el malvado culpable de la decadencia del cine y de la sociedad en general, al que sólo le importa el dinero, pues donde unos dirían que hay maniqueismo, al ser de Estwood hablan de sencillez o transparencia, y donde se masacraría a Spielberg por ñoñería, a Eastwood se le tolera por "compromiso" etc.

    Solo hay que ver la diferencia de trato que han recibido obras como "La terminal", imperfecta y con sus excesos, pero inteligentemente ubicada en los tiempos actuales y al mismo tiempo que homenajea hermosamente la forma de hacer cine de los grandes de la comedia, desde Chaplin a Wilder.

    Incluso la unanimemente despreciada "Amistad", que comparte similitudes de tono y propositos con Invictus y que volví a ver hace poco me pareció, con su carencias un film digno, mejor de lo que lo recordaba, con un guión bastante bien confeccionado ( y poco complaciente con el poder americano)y detalles espléndidos de realización y algunas secuencias hermosas, pero cuyo estilo de melodrama sentimental supone un obstaculo insalvable para muchos.

    Un saludo, y espero con curiosidad saber la opinión de Tomás sobre "Invictus"...porque la verdad es que esta vez Eastwood necesita un buen... abogado jeje

    ResponderEliminar
  3. totalmente de acuerdo con el comentario anterior del ultimo (tele)film del gran Clint. Espantoso. Ay, ese pobre niño negrito coreando la victoria con los polis... Ay, esa criada negra de la familia aria de Damon y lo que les suelta (enorme actuacion digna del razzie).

    y por supuesto me añado a lo de Spielberg, que aun hoy hace levantar cejas a los mas rancios del lugar. Y voy mas alla y pienso en THE ROAD, con ese pasteloso final. Ah, no, que en el libro era asi, claro...

    saludos!

    F.

    ResponderEliminar
  4. Hola, amigos:

    Tan sólo apuntar, brevemente, que de "Invictus", "La carretera" y alguna otra pienso hablar aquí mismo en fecha próxima.

    Saludos.

    ResponderEliminar