Google+ Followers

Translate

martes, 19 de marzo de 2013

“PASEO POR EL AMOR Y LA MUERTE” y “BAJO EL VOLCÁN”, de JOHN HUSTON, en CINE ARCHIVO


Cine Archivo concluye este mes su aproximación a la obra del realizador norteamericano John Huston con la publicación de la segunda entrega del dossier de dos partes que le ha dedicado. He contribuido al mismo con un comentario de Paseo por el amor y la muerte (A Walk with Love and Death, 1969), y otro, centrado en Bajo el volcán (Under the Volcano, 1984), que no es sino una recuperación del texto que dediqué tiempo atrás a este film con motivo de su edición en DVD.

Paseo por el amor y la muerte:forma parte de un determinado sector de la filmografía de John Huston —dentro del cual podríamos incluir “La Reina de África”, “Moulin Rouge”, “La burla del diablo”, “Las raíces del cielo” y “Bajo el volcán”—, formado por películas que fueron muy valoradas en el momento de su estreno pero que el paso del tiempo no ha tratado excesivamente bien, principalmente porque ha puesto de relieve su carácter coyuntural. Esto último pesa sobremanera sobre “Paseo por el amor y la muerte”, una adaptación de una novela de Hans Koningsberger (1921-2007) ambientada en la Francia de la Guerra de los Cien Años —ese conflicto armado entre Francia e Inglaterra por la posesión de tierras francesas que, en realidad, duró 116 años (entre 1337 y 1453)— que, si bien atesora algunos elementos dignos de interés, está en sus líneas generales muy por debajo de lo que promete, y como digo la principal razón de ello se debe a su sometimiento a determinados tics del cine de la época, en particular el influenciado por el movimiento hippie, y de fondo, los ecos de la por aquel entonces todavía lamentablemente vigente guerra de Vietnam”.

Bajo el volcán:en los últimos años de su carrera, y quién sabe si con la conciencia de estar quemando sus últimas naves, cinematográficamente hablando, John Huston se permitió abordar por fin dos proyectos que tenían mucho de personal, habida cuenta que, además de reflejar buena parte de sus obsesiones temáticas más recurrentes, tenían el carácter de reto particular: la adaptación de dos novelas de difícil plasmación en imágenes, sobre todo la primera: “Bajo el volcán”, de Malcolm Lowry, y “Los muertos”, de James Joyce. Esta última sería, como es sobradamente conocido, la base de su película postrera: “Dublineses” (1987), un film extraordinario que el que suscribe no duda en colocar entre lo mejor legado por este cineasta junto con “Moby Dick” (1956). “Bajo el volcán” sería, por tanto, su antepenúltima película, y la culminación de, como digo, una especie de desafío personal muy característico de un realizador para quien muchos de sus proyectos eran auténticas aventuras que tenían su auténtica razón de ser en el mero hecho de abordarlas, con independencia casi de sus resultados finales”.

Cine Archivo:
Especial John Huston (Parte II, 19xx-1987):
Hippies en la Guerra de los Cien Años: Paseo por el amor y la muerte (1969): http://www.cinearchivo.com/site/Fichas/Ficha/FichaFilm.asp?IdPelicula=136&IdPerson=15929

2 comentarios:

  1. Una pena sí, una pena (parafraseando la parte final de tu crítica de Paseo con el amor y la muerte) que los prejuicios, a veces, no impidan ver una película sin anteojeras, a Paseo... le ha pasado siempre lo mismo que a Romeo y Julieta (que citas): que tiene admiradores entusiastas y detractores feroces, creo que uno y otros se equivocan ya que son películas con indiscutibles virtudes y con defectos, muchos de ellos coyunturales o motivados por lo que entonces era una moda y hoy resulta algo ridículo (también le pasa a Elvira Madigan); la diferencias en tus valoraciones se deben única y exclusivamente a que Jose María Latorre, desde hace años, ha escrito elogiosamente, destacando los méritos (y ocultando los defectos) de una y ha condenado, sin piedad la otra (no ha sido el único) pero no te equivoque la de Zeffirelli tiene tantos enemigos como la de Huston, por ejemplo Guarner la consideraba una antología del disparate, T. Moix se avergonzaba de que la primera vez le gustara (y aseguraba que todos cometemos estupideces o no somos inmunes al kitsch y al mal gusto). Creo que la influencia de los escritos de Latorre pesa sobre tu valoración. Ojo que no digo que no sea una obra interesante, digo que (como escribió Borges sobre el concepto de verdugo y de víctima) acabas condenando a una por motivos muy similares a los que te llevan a defensor otra.

    Una matización: en castellano cuando se usa (sic) es porque el que escribe es consciente de que está escribiendo algo que incluye un error gramatical, sea porque reproduce literalmente una cita o porque quiere utilizar la palabra o expresión con un matiz irónico. Así aparece matizado en la gramática española, otros usos del mismo son personales del que los lleva a cabo y por lo tanto incomprensibles para el lector normal.

    Un saludo y enhorabuena por el bloc que (pese a que mi mensaje haya tenido un matiz crítico) encuentro excelente en todos los sentidos así como admirable la humildad (o falta de prepotencia) que siempre demuestras en tus escritos.

    Joaquín

    ResponderEliminar
  2. Estupenda publicaciòn como no,de uno de los mas grandes escritores mas grandes del momento,conocedor de grandes artistas y buen criticoque mas se puede pedir:

    Dedico este comentario a Tomas Fernadez Valenti de una admirado llamada MªCl

    ResponderEliminar