Google+ Followers

Translate

miércoles, 7 de marzo de 2012

“CARA A CARA AL DESNUDO”, DE INGMAR BERGMAN, Y “NADER Y SIMIN, UNA SEPARACIÓN”, DE ASGHAR FARHADI, EN CINE ARCHIVO

Acaban de publicarse en el portal Cine Archivo un par de comentarios míos de dos películas recientemente editadas en formato DVD, y ambas muy interesantes por diferentes razones.
Cara a cara al desnudo (Ansikte mot ansikte, 1976), de Ingmar Bergman: “"Cara a cara al desnudo" –recordemos que, en España, donde el film se estrenó en julio de 1977, el distribuidor añadió el “al desnudo” en el título para añadirle morbo al asunto: eran los tiempos del “destape” y el cine “S”—, como digo, es una obra más que interesante que, en cierto sentido, puede verse como una especie de cierre del camino explorado por Bergman con sus anteriores “Pasión” (1969), “La carcoma” (1971) y, sobre todo, “Secretos de un matrimonio” (1973), todas ellas sendas introspecciones de los estragos de la vida familiar”.
Nader y Simin, una separación (Jodaeiye Nader az Simin, 2011), de Asghar Farhadi: “la palpable demostración de que, en cine, la universalidad del arte no depende tanto (más bien poco) de conceptos teóricos como, sobre todo, de la honestidad y franqueza de la labor creativa tras las cámaras, que es lo que realmente trasciende las barreras sociales, políticas, geográficas y culturales de cualquier cinematografía y permite que una película como esta “toque” con limpieza a cualquier espectador de cualquier otra parte del mundo, sin necesidad de explicaciones previas, adoctrinamientos, dogmatismos y posicionamientos estériles en torno al-cine-que-hay-que-ver-y-el-cine-que-no-hay-que-ver, propios de mentalidades supuestamente progresistas y que no hacen sino difundir una estrechez de miras estilo Politburó”.

Cine Archivo: http://www.cinearchivo.com/site/index.asp

Cara a cara al desnudo: http://www.cinearchivo.com/site/fichaDvd.asp?idRubText=6735

Nader y Simin, una separación: http://www.cinearchivo.com/site/fichaDvd.asp?idRubText=6726

6 comentarios:

  1. Tomás lo de al desnudo se debió a que por aquel entonces no podían haber dos películas con el mismo título y unos años antes se había estrenado Cara a cara de Segio Corbucci, de ahí que se añadiera ese al desnudo. Así se especifica en los libros sobre Bergman de Company o en los artículos de entonces de Dirigido y Cinema 2002.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días:

    Cierto lo de la coincidencia de título con la película de Corbucci, pero lo que yo quería recalcar era que, de todas las opciones posibles, se escogió lo de "...al desnudo" porque estaba de moda aquí en ese momento (podrían haberla titulado, por ejemplo, "Cara a cara en la intimidad" o "Cara a cara consigo misma"...). Evidentemente que la palabra "desnudo" tiene más de un sentido en castellano, pero con eso se jugaba.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. Un plano me llamó siempre mucho la atención de "Ansikte mot ansikte", 1976), de Ingmar Bergman, ése dónde el abuelo de Liv Ullmann se levanta de madrugada para poner en hora el reloj de carrillón del salón; ¿Se puede explicar de manera más concisa y humana que a ése anciano se le acaba el tiempo?

    ResponderEliminar
  4. José Miguel García11 de marzo de 2012, 23:12

    El hecho de que la película sea el condensado de una serie de TV me ha retraído siempre para ver tanto esta peli como "Secretos de un matrimonio" o "Fanny y Alexander". Puesto que primero vino la serie y luego el montaje para cine, ¿no es lógico pensar que este último tiene que tener más de una omisión, incluso alguna incoherencia, con respecto al modo en que fue concebida? ¿O aún así tiene una entidad autónoma que justifica que prescindamos de ver primero la serie, lo cual, de todos modos, supongo que, al menos para esta película en concreto, no está accesible para el interesado en general?

    ResponderEliminar
  5. Hasta que no se ve no se puede saber. No hay reglas al respecto. La serie de tv de "Secretos de un matrimonio" no me parece más emocionante que la película, lo que no quiere decir que esté exenta de gran interés. "Fanny y Alexander" es mejor vista en serie que en película, "Las mejores intenciones" ni te cuento, muchísimo mejor en serie. No veo el momento de acceder a "Cara a cara" en versión serie, nadie se lanza a editarla. En película no es de mi favoritas de Bergman y quizás la serie pueda explicarse mejor.

    Saliendo de Bergman, "Misterios de Lisboa" serie y película son dos experiencias completamente diferentes y no excluyentes, aunque Raúl Ruiz y la mayor parte de la crítica prefieren la película (que es más corta y no necesariamente una omisión o una incoherencia).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Miguel García15 de marzo de 2012, 17:29

      Gracias por la respuesta. En cualquier caso, y como tú dices, mientras nadie se anime a editar la serie, no hay remedio.

      Eliminar