Translate

lunes, 27 de junio de 2011

“IMÁGENES DE ACTUALIDAD” JULIO-AGOSTO 2011, YA A LA VENTA



El núm. 315 de Imágenes de Actualidad, que cubre todo el período estival, viene cargado, como no podía ser menos, con los reportajes de los ya tradicionales blockbusters de verano: Capitán América (Captain America: The First Avenger, 2011, Joe Johnston), que ocupa la portada, Linterna Verde (Green Lantern, 2011, Martin Campbell), Transformers: el lado oscuro de la luna (Transformers: The Dark Side of the Moon, 2011, Michael Bay), Cars 2 (ídem, 2011, John Lasseter y Brad Lewis), Súper 8 (Super 8, 2011, J.J. Abrams), El origen del planeta de los simios (Rise of the Planet of the Apes, 2011, Rupert Wyatt), Conan, el bárbaro (Conan the Barbarian, 2011, Marcus Nispel) y, cómo no, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (2ª parte) (Harry Potter and the Deadly Hallows – Part II, 2011, David Yates).




Un poco a propósito de esta última, he dedicado el Cult Movie de este mes a un film que guarda más de un punto en común con la franquicia basada en las novelas de J.K. Rowling. Me refiero a El secreto de la pirámide (Young Sherlock Holmes, 1985), una producción de Steven Spielberg con guión de Chris Columbus y dirigida por Barry Levinson: “Qué película más agradable es “El secreto de la pirámide”, todavía hoy, y junto con la ya mencionada “Gremlins” y la primera parte de “Regreso al futuro” (Robert Zemeckis, 1985), la mejor y más interesante producción promovida por Spielberg en la época de esplendor de Amblin. Es posible que el hecho de que coincidiera el mismo año con el citado film de Zemeckis contribuyera a restarle público a una película que, por otro lado, también resultaba relativamente atípica y un tanto arriesgada dentro de las producciones Amblin, en su apuesta por un relato ambientado en el pasado (lo cual pocas veces suele atraer al público joven) y centrado en un personaje clásico sobre el cual no se había vuelto a hacer una producción cinematográfica decente desde “Asesinato por decreto” (Bob Clark, 1979)”.






También firmo este mes la crítica de la película de James Wan Insidious (ídem, 2011): “Desde su debut con la sobrevalorada “Saw” (2004), pese a todo probablemente la mejor de todas las entregas de una franquicia que ya va por los siete films (personalmente, no pude seguir más allá del segundo...), James Wan ha demostrado, con mayor o menor acierto, su voluntad de renovar algunas de las convenciones más tradicionales del género fantástico: lo demostró con su mal recibida y a pesar de ello muy atmosférica “Silencio desde el mal” (2007), sombrío relato gótico merecedor de más suerte que la que tuvo y hasta la fecha su mejor trabajo dentro del género, y vuelve a hacerlo, en parte, con “Insidious”, nueva vuelta de tuerca a la temática fantasmal”.

miércoles, 22 de junio de 2011

“SCIFIWORLD” JULIO 2011, YA A LA VENTA




Una a mi entender estupenda portada, formada por el cartel publicitario del formidable film de Roy Ward Baker ¿Qué sucedió entonces? (Quatermass and the Pit, 1967), encabeza de la mejor manera posible el núm. 39 de Scifiworld. Precisamente un artículo sobre dicho realizador, el más que simpático Roy Ward Baker, es lo que justifica la portada de este número, el cual también incluye sendos artículos sobre películas del género tan carismáticas como La invasión de los ultracuerpos (Invasion of the Body Snatchers, 1978), de Philip Kaufman, El retorno del hombre lobo (1981), de Jacinto Molina, y El hombre elefante (The Elephant Man, 1980), de David Lynch, así como artículos sobre temáticas como el cine de fantasmas (Entre fantasmas) y las muestras más recientes del slasher juvenil made in USA (Violencia carnal, adolescencia tardía), entre otras muchas cosas. Como ya indiqué el mes pasado, este mes tampoco he colaborado por acumulación de otros trabajos, y reemprendo mi actividad en Scifiworld a partir del número de agosto con un texto que formará parte del especial que la revista dedicará a Conan el cimmerio y al género Espada y Brujería con motivo, claro está, del estreno a finales de ese mismo mes de la nueva versión de Conan, el bárbaro (Conan the Barbarian, 2011) que acaba de realizar Marcus Nispel.

lunes, 20 de junio de 2011

“FEDORA”, DE BILLY WILDER, EN CINE ARCHIVO

Cine Archivo publica estos días la segunda y última parte del dossier que ha dedicado a la figura del realizador austriaco Billy Wilder, al cual he contribuido con el comentario de la que fuera la penúltima película de su carrera (y, en cierto sentido, su auténtica última película, por más que posteriormente firmara Aquí, un amigo, Buddy Buddy, 1981). Me refiero a Fedora (ídem, 1978): “Cuando Billy Wilder se hizo cargo de la adaptación de la “novella” de [Thomas] Tryon, era perfectamente consciente de que el film, debido a su argumento y a la presencia de William Holden en el principal papel masculino, iba a evocar inmediatamente “El crepúsculo de los dioses” (1950), mas era algo que le traía sin cuidado. A los numerosos problemas de producción que sufrió la película –la mala relación de Wilder con la actriz protagonista, Marthe Keller, el desfase de presupuesto, las dificultades para lograr un montaje definitivo, lo cual supuso la eliminación de hasta doce minutos— hubo que añadir, posteriormente, la pésima recepción crítica, sobre todo en los Estados Unidos, donde fue masacrada con saña. Todo ello ha contribuido a convertir “Fedora” en una de las obras malditas de su director. Y si bien es verdad que, en sus líneas generales, se trata de un film fallido, no es menos cierto que tampoco había para tanto, habida cuenta de que el conjunto no está desprovisto de interés”.

Cine Archivo: http://www.cinearchivo.com/site/index.asp

Especial Billy Wilder (Parte II, 1958-1981): http://www.cinearchivo.com/site/recomendados.asp

Fedora (1978): http://www.cinearchivo.com/site/Fichas/Ficha/FichaFilm.asp?IdPelicula=373&IdPerson=16152

jueves, 9 de junio de 2011

“NOCHE DE ANGUSTIA”, DE GEORGE STEVENS, EN CINE ARCHIVO

Nuevo comentario de un film para Cine Archivo con motivo de su edición en DVD, en este caso Noche de angustia (Vigil in the Night, 1940), adaptación de una novela de A.J. Cronin protagonizada por Carole Lombard, Brian Aherne y Anne Shirley, y realizada por un cineasta del así llamado Hollywood “clásico” que, como muchos de ellos, está empezando a caer en un lento (y muchas veces injusto) olvido: George Stevens: “Cronin debe buena parte de su fama a la popularidad alcanzada por un par de películas basadas en sus novelas, “La ciudadela” (1938), de King Vidor, y “Las llaves del reino” (1944), de John M. Stahl. Entre ambas se rodó otra, la aquí comentada “Noche de angustia” (1940), producción de la RKO producida y dirigida por George Stevens, y basada en un libro de Cronin titulado “Velando en la noche”, publicado por primera vez en 1939, que según el folleto escrito por Pedro Crespo que acompaña a su actual edición en DVD no gozó, al contrario que las mencionadas, de gran éxito comercial, como consecuencia de que el público rechazó el ver aquí a su actriz protagonista, la seductora Carole Lombard, interpretando (muy bien, por otra parte) un papel dramático alejado de su línea habitual de papeles de comedia”.

Cine Archivo: http://www.cinearchivo.com/site/index.asp

Noche de angustia (1940): http://www.cinearchivo.com/site/fichaDvd.asp?idRubText=6118

jueves, 2 de junio de 2011

“DIRIGIDO POR…” JUNIO 2011, YA A LA VENTA

La ya famosa película de Terrence Malick El árbol de la vida (The Tree of Life, 2011), ganadora de la Palma de Oro del último Festival de Cannes, es el principal motivo de portada del núm. 412 de Dirigido por…, revista que a partir de este mes me encargo de coordinar. Una completa crónica de Cannes 2011, escrita por Quim Casas, y la primera entrega de un dossier en dos partes dedicado al género giallo, coordinado por Antonio José Navarro, son los platos fuertes de la edición de este junio. Pero, sin duda alguna, hay otros contenidos destacables: las críticas de estrenos de actualidad como X-Men: primera generación (X-Men: First Class, 2011, Matthew Vaughn), a cargo de Raúl Acín, y El castor (The Beaver, 2011, Jodie Foster), escrita por Quim Casas; el Flashback que ha dedicado José María Latorre (quien sigue firmando su imprescindible sección de novedades en DVD Pantalla Digital) al excelente film de Paul Schrader El placer de los extraños (The Comfort of Strangers, 1990); el que ha escrito, por su parte, Juan Carlos Vizcaíno Martínez sobre la gran película de Nicholas Ray Chicago, año 30 (Party Girl, 1958); y la crítica que Rafel Miret dedica a Le roman d’un tricheur (1936), inclasificable obra de Sacha Guitry, dentro de la sección En Busca del Cine Perdido.



Mi contribución de este mes se centra, por un lado, en la crítica del más reciente film de Woody Allen, Midnight in Paris (ídem, 2011), la cual, “como viene ocurriendo últimamente con las películas de Woody Allen, ha sido recibida de nuevo con cierta hostilidad fundamentada, salvo honrosas excepciones, en opiniones tan imbéciles y, sobre todo, tan extracinematográficas como la antipatía personal hacia cierto personaje metido en la producción de este film, o hacia la presencia, puramente anecdótica, de determinado personaje mediático en su reparto. Argumentos que nada tienen que ver con la realidad intrínsecamente cinematográfica de una obra, cierto, no del todo conseguida pero con los suficientes elementos de interés como para merecer mayor estima de la que se le ha dispensado”.



También he hecho una aportación a las numerosas antologías sobre el giallo que aparecen en este número, concretamente la dedicada al singular film de Pupi Avati La casa dalle finestre che ridono (1976): ““La casa dalle finestre che ridono” es un buen ejemplo del estilo de cine fantástico practicado por un realizador, el boloñés Pupi Avati, que por desgracia todavía hoy es más conocido por aquellas películas suyas que algunos aún catalogan, estúpidamente, como “serias” (sic) –sin perjuicio, más allá de esa absurda clasificación, del elevado interés de varias de ellas: destaco “I cavalieri que fecero l’impresa” (2001) o “El corazón ausente” (Il cuore altrove, 2003)–, despreciándose olímpicamente, en muchas ocasiones por pura y simple ignorancia, sus más que atractivas aportaciones al “fantastique”, como “Zeder” (1983), “L’arcano incantatore” (1996) o “Il nascondiglio” (2007)”.
Cierro mis artículos para el Dirigido por… de este mes, además de con una pequeña reseña de la reciente El sicario de Dios (Priest, 2011, Scott Stewart), con un texto para la sección Cine Bis, centrado en el curiosísimo thriller de la Hammer La máscara submarina (The Snorkel, 1958, Guy Green): ““La máscara submarina” se inscribe en la línea habitual de cine no fantástico del estudio por aquellos años, y en particular de sus “thrillers”, rodados en su mayoría en blanco y negro y de ambientación contemporánea, a fin de diferenciarlos al máximo de otras líneas de producción suyas rodadas mayoritariamente en color (…). Dentro de dicha producción blanquinegra de “thrillers”, sobresalieron en particular dos grandes obras del realizador Seth Holt: “El sabor del miedo” (Taste of Fear, 1961) y “A merced del odio” (The Nanny, 1965). Si bien es verdad que “La máscara submarina” no está a su altura, resulta preferible a otras incursiones de la Hammer en el género, como la aburrida “Maniac” (Michael Carreras, 1963)”.

Dirigido por…, nº 412: http://www.dirigidopor.com/dirigidopor/Dirigido.html