Google+ Followers

Translate

viernes, 12 de agosto de 2011

“EL PLACER DE LOS EXTRAÑOS”, DE PAUL SCHRADER, EN CINE ARCHIVO

Coincidiendo con su relativamente reciente edición en DVD, he comentado para Cine Archivo, dentro de su sección Films de Culto del Siglo XX, la extraordinaria película de Paul Schrader El placer de los extraños (The Comfort of Strangers, 1990), adaptación de la no menos brillante novela de Ian McEwan El placer del viajero protagonizada por Christopher Walken, Natasha Richardson, Rupert Everett y Helen Mirren. “Como digo, no había vuelto a ver “El placer de los extraños” desde su ya lejano estreno en España en mayo de 1991; y si bien ya en su momento me pareció una película más que interesante, esta revisión no ha hecho sino acentuar las virtudes de una obra que me parece magistral y posiblemente la mejor de su director, el norteamericano Paul Schrader, aunque afirmar esto último pueda suponer el “chocar” de frente con el recuerdo de otros títulos suyos tan excelentes como “Posibilidad de escape” (1992) o “Aflicción” (1997)”.

Cine Archivo: http://www.cinearchivo.com/site/index.asp

Films de Culto del Siglo XX (toma 19): El placer de los extraños (1990): http://www.cinearchivo.com/site/subPortalRecomendaciones.asp?idRubText=6264

2 comentarios:

  1. Apuntada queda. Del Schrader director he visto 'Affliction' y 'Light Sleeper', ambas muy buenas, y si dices que ésta es aun mejor pues habrá que verla.

    Tomás, a ver si me puedes aconsejar sobre cómo empezar con el cine de Ozu, uno de mis pecados cinéfilos más graves, jeje. Y otra cosa más: alguna vez he leído que los últimos films de Lynch y Cronenberg te gustan sensiblemente menos que los anteriores. ¿Es por alguna razón en particular? ¿Algún "viraje" que no te convence? Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Película que refleja muy bien la contraposición entre dos formas de ver el mundo, la moderna y convencional que representa la pareja de ingleses y por otra parte la tradicional y medieval que encarna la pareja anfitriona. Magnífica la fotografía en el tratamiento de la luz y el color sobre todo en las callejuelas de la ciudad cuando la pareja se pierde y asimismo en la luz solar que refulge en el salón del palacio donde residen los anfitriones. En resumen, un festín para los sentidos y una joya de película. Lo mejor que ha hecho Schrader junto con "Aflicción", "posibilidad de escape" y si me apuran "Mishima"

    ResponderEliminar