Google+ Followers

Translate

viernes, 4 de febrero de 2011

“LLUVIA NEGRA”, DE SHOHEI IMAMURA, Y “EL VIENTO QUE AGITA LA CEBADA”, DE KEN LOACH, EN CINE ARCHIVO

Comento este mes en Cine Archivo un par de novedades en DVD que se corresponden con otras tantas famosas películas: Lluvia negra (Kuroi ame, 1989), el extraordinario film de Shohei Imamura, basado en la no menos magistral novela de Masuji Ibuse; y El viento que agita la cebada (The Wind That Shakes the Barley, 2006), que por una vez y sin que sirva de precedente, me parece uno de los títulos más interesantes del irregular Ken Loach.

Lluvia negra es justamente famosa por su reconstrucción del ataque nuclear sobre la ciudad de Hiroshima: “Las secuencias que transcurren en Hiroshima son, en muchos sentidos, ejemplares. La brillantez de la fotografía en blanco y negro les proporciona una tonalidad “infernal”, perfecta para las intenciones del relato, que a ratos hace pensar en los grabados de Gustavo Doré, lo cual les confiere una tonalidad pesadillesca que hace de ellas la más convincente visualización de las inmediatas consecuencias de un holocausto nuclear que se hayan visto hasta la fecha en una pantalla de cine. Pero, en última instancia y a pesar de la incontestable fuerza de las escenas de Hiroshima, lo que al final acaba predominando es el tono lírico de las que transcurren en el pueblo, donde Imamura vuelve a desplegar, con resultados brillantísimos, su acostumbrado paralelismo entre el comportamiento humano y el animal, con resultados magníficos, superiores incluso a los de su versión de “La balada de Narayama” (1983)”.

En cuanto a El viento que agita la cebada, “responde a la forma habitual de Loach de elaborar el armazón narrativo de sus ficciones, pero aquí todo está mejor dosificado y más meditado que de costumbre y, milagrosamente, además bien planificado y rodado, cualidades que acaban haciendo desaparecer la que, hasta la fecha, era la característica más nefasta de su cine: su demagogia. Puede que ello se deba a que, en esta ocasión, el guionista Paul Laverty también parece más entonado de lo habitual, quizá porque era difícil hacerlo peor que en “La canción de Carla” (1996), “Mi nombre es Joe” (1998), “Pan y rosas” (2000) y “Solo un beso” (2004), estas dos últimas particularmente insoportables”.

Cine Archivo:
http://www.cinearchivo.com/site/index.asp

Lluvia negra (1989) / La balada de Narayama (1983):
http://www.cinearchivo.com/site/fichaDvd.asp?idRubText=5800

El viento que agita la cebada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario