Google+ Followers

Translate

martes, 19 de octubre de 2010

“RASHOMON”, DE AKIRA KUROSAWA, Y “CUATRO CONFESIONES”, DE MARTIN RITT, EN CINE ARCHIVO


El portal Cine Archivo publica estos días la primera parte de un dossier de dos entregas dedicado al gran cineasta japonés Akira Kurosawa, con motivo del centenario de su nacimiento. He contribuido al mismo con un comentario de, qué duda cabe, la que todavía sigue siendo su más famosa creación: Rashomon (Rashômon, 1950): “Por más que, para el que suscribe, “Rashomon” no es la mejor película de su autor, pues creo honestamente que Kurosawa tiene muchos otros films como mínimo de tanta calidad como aquél –“El ángel borracho” (1948), “Duelo silencioso” (1949), “El perro rabioso” (1949), “Los bajos fondos” (1957), “La fortaleza escondida” (1958), “Los canallas duermen en paz” (1960), “Mercenario/Yojimbo” (1961), “Barbarroja” (1965), “Kagemusha, la sombra del guerrero” (1980), “Rapsodia en agosto” (1991), “Madadayo” (1993)—, y desde luego, obras maestras absolutas todavía superiores –“Vivir” (1952), “Los siete samuráis” (1954), “Trono de sangre” (1957), “El infierno del odio” (1963), “Dersu Uzala” (1975), "Ran" (1985)—, lo cierto es que “Rashomon” fue, además de una formidable carta de presentación de la rica cinematografía nipona a nivel internacional, una inmejorable introducción al estilo de su realizador”.

Una singularidad de este comentario consiste en que aprovecho el mismo para comentar, a renglón seguido, el remake norteamericano realizado por Martin Ritt con el título de Cuatro confesiones (The Outrage, 1964), interpretado por Paul Newman, Laurence Harvey, Claire Bloom, Edward G. Robinson, Howard Da Silva, William Shatner, Albert Salmi y Paul Fix. ““Cuatro confesiones” suele salir bastante mal parada cada vez que se la intenta comparar con “Rashomon”. Quizá no haya para tanto, habida cuenta de que, vuelvo a insistir, a “Cuatro confesiones” no le falta interés en sí mismo considerada y sin tener en cuenta su ilustre predecesora, por más que también hay que reconocer que, en momentos muy concretos, el trabajo de Ritt remite directamente al de Kurosawa, potenciando de este modo el contraste y las (odiosas) comparaciones”.

Cine Archivo:
http://www.cinearchivo.com/site/index.asp

Especial centenario Akira Kurosawa (Parte I, 1945-1957):
http://www.cinearchivo.com/site/recomendados.asp

Una historia, dos versiones, cuatro verdades: Rashomon, de Akira Kurosawa / Cuatro confesiones, de Martin Ritt:

4 comentarios:

  1. Veo que Kagemusha ha perdido posiciones en tu canon particular de Kurosawa, recuerdo que la votaste como una de 25 mejores películas de la historia en el nº 200 de Dirigido, a mí me sigue pareciendo absolutamente excepcional, también recuerdo que A. J. Navarro y tú escribisteis un buen estudio sobre este director hace unos cuantos años. Voy a sugerirte unas cuantos artículos para Dirigido a sabiendas que no sólo dependen de ti y que puedes añadir a los libros, que nos debes a tus lectores, sobre Spielberg y De Palma que ojalá que lleguen pronto porque no creo que haya nadie más capacitado en España para escribirlos, sobre todo el de Spielberg, los artículos son los siguientes:
    a) un monográfico sobre cine japonés clásico con especial atención a Mizoguchi, Naruse y Ozu. Te recuerdo que los dos primeros no tienen estudio aún en la revista y la verdad no creo que hayan muchos directores que lo merezcan más que Mizoguchi.
    b) Completar el repaso que estáis dando a Generación de Televisión en la revista y en cual tú estás desempeñando el papel fundamental, a tus estupendo (y necesarios) estudios sobre Lumet, Schaffner y Frankenheimer podríais añadir artículos sobre Ritt, Mulligan y Penn; éstos fallecieron recientemente y puede ser una buena excusa para ello.
    Por último felicitarte por el exhaustivo monográfico que le dedicaste a Paul Verhoven hace unos años, leyéndolo me acordé de lo que una vez escribió Miguel Marías sobre el Libro Arthur Penn de Robin Wood: <>. Si tu libro sobre Spielberg está al mismo nivel puede que sea la obra definitiva sobre este AUTOR y no sólo en España.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. Sobre Cuatro confesiones cabe referir la alteración que se hizo en su doblaje. En la versión original, el difunto habla a través de un médium indio. En la versión doblada, chapuceramente el chamán cuenta la historia que le contó el difunto justo antes de morir...

    Por cierto, el indio es interpretado por Paul Fix, veterano secundario de Hollywood gran amigo de John Wayne, al que en sus principios instruyó como actor y al cuál aconsejó su característica forma de andar, como si fuera pisando un hilo...

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante lo de Fix. La película no desmerece en nada a la de Kurosawa.
    Lo mismo le pasa a "Los siete magníficos" que no es una obra maestra pero no creo que esté tan lejos del original.
    Me uno a la solicitud sobre Spielberg y la generación de la TV. El estudio de Schaffner me hizo descubrir "El Señor de la Guerra". Magnífico Charlton Heston.

    ResponderEliminar
  4. Rashomon también significo para mi la carta de presentación de Kurosawa, un genio absoluto.

    ResponderEliminar