Google+ Followers

Translate

jueves, 7 de enero de 2010

“MICHAEL CURTIZ. BAJO LA SOMBRA DE CASABLANCA”, EN CINE ARCHIVO

Nueva colaboración en el portal Cine Archivo, en este caso el comentario del reciente volumen publicado por T&B Editores Michael Curtiz. Bajo la sombra de “Casablanca”, centrado en la vida y la obra de uno de los más famosos realizadores del período clásico de Hollywood. Su autor, Miguel A. Fidalgo, lo ha planteado como una biografía escrita “a la americana”, es decir, con una gran profusión de datos, muchos de ellos extraídos tanto de las consultas realizadas en distintas instituciones cinematográficas europeas y norteamericanas, como a través del testimonio directo de personas que conocieron personalmente a Curtiz, entre ellas la actriz Olivia de Havilland. Más de 500 páginas de información sobre la trayectoria vital y profesional de un realizador acaso mal conocido, dada la oscuridad que se cierne sobre las primeras etapas de su carrera (los casi sesenta títulos silentes que rodó en su Hungría natal y en Austria entre, aproximadamente, 1912 y 1926) e incluso sobre buena parte de su más popular etapa laboral en Hollywood, teniendo en cuenta que la práctica mayoría de esa última producción, que se cierra en 1961 con el rodaje de Los comancheros, está formada por muchas películas poco o nada conocidas en España. Esta interesante biografía pretende demostrar que Curtiz era algo más que el director de la famosísima Casablanca, o de clásicos del cine de aventuras como El capitán Blood o La carga de la brigada ligera.

El libro del mes: “Michael Curtiz”:
http://www.cinearchivo.com/site/fichalibro.asp?IdRubText=4780.

16 comentarios:

  1. Habrá que comprobarlo porque T&B Editores igual sacan un libro interesante que un bodrio indigno, ya estamos escarmentados!

    Eso si, aprovecho para comentar que me sigue sorprendiendo un poco que los críticos de cine sigan con su obsesión "cahierista" de dar más importancia a los directores de cine que a los productores. Eso puede servir para el cine europeo pero no tanto para el de USA. Aqui tenemos la ilusión de que una película es una obra de un director mientras que en USA es evidente que es el productor el verdadero artifice (y no digo yo que haya excepciones, claro) para algo el Oscar a la Mejor Película se lo dan al productor y no al director (que suele ser un empleado del productor)

    ¿Cuando se van a escribir libros sobre Joel Silver, Robert Shaye o Jerry Bruckheimer? Porque ellos son realmente los que han posibilitados docenas de clásicos del cine moderno (y saben aplicar su sello personal). Vamos, que sin Shaye ahora no estariamos hablando de la trilogia del Anillo de Peter Jackson o de la saga Pesadilla en Elm Street!

    En USA la figura del productor es muy respetada mientras que aqui directamente se le ignora. Podemos leer en las revistas miles de artículos dedicados al director de turno y ni uno a productores míticos que hicieron posible que esos directores tuvieran algo que rodar!

    Uno acaba aburrido de tantos libros dedicados a directores cuando los que manejan los hilos realmente son otros.

    Pero bueno, algunos quieren mantener la ilusión de que la figura del director de cine es la del genio loco que hace "su" peli contra viento y marea, y en realidad "su" peli es la del productor. De hecho Casablanca es un claro ejemplo donde Curtiz mandaba más bien poco, el pobre. Era un proyecto propagandístico en época de guerra...del que Curtiz no era más que un jornalero.

    ResponderEliminar
  2. Qué poco me gusta "Casablanca"... y mira que lo intentado veces con ella, pero no hay manera, es de esas cosas que se atraganta incluso sin saber por qué. Eso sí, Curtiz me parece un director muy destacable, algo más que un "artesano" de los que decían Garci y Cía.

    He visto "Solomon Kane". Me ha gustado, la verdad. Le falta pegada en algunos momentos, se desaprovecha miserablemente la trama "familiar" y el final es bastante lamentable, incluso para estar orientado a futuras secuelas, pero tiene muy buenos momentos y el tono general está bastante conseguido, con un poquito más hubiese resultado una "buena película".

    Y hoy me he regalado "Las Sombras del Horror", el libro sobre Poe y el cine que ya conoceréis. A ver qué tal... aunque tampoco escriba Tomás;)

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes, Carlos:

    Pues estoy completamente de acuerdo con lo que dices respecto a los productores. El tópico respecto al productor (de Hollywood, por lo general) es que no es más que un señorón al cual el cine creativo le importa tres pepinos y tan sólo quiere duplicar o triplicar lo que ha invertido, aunque para ello tenga que fastidiar al director, "el artista", cortándole las alas de su creatividad. Pues no: lo cierto es que, si bien han existido y existen productores prepotente y sin escrúpulos, también los ha habido a lo largo de la historia del cine que tenían un excelente criterio, y que por ejemplo sabían elegir al director adecuado para un determinado porque tenían muy claro que ese director, y no otro, era el ideal para llevarlo a cabo.

    Creo que el libro de Curtiz es bueno, si bien es verdad que no es un libro de análisis, sino más bien una biografía. Y pone bastante de relieve que este director, en muchas ocasiones, hacía lo que podía con materiales grises y que, en muchas ocasiones, fue un "machaca" cuyas películas dependían muchas veces de lo que le dejaban hacer; a mí "Casablanca" siempre me ha parecido una obra "de productor", o si lo prefieres, una obra "colectiva", más que no un film "de" director.

    Pero, vuelto a insistir, es cierto que, en demasiadas ocasiones, se ha despreciado el papel del productor, o que tan sólo se ha estudiado el papel de las "majors" en la época de los Estudios, cuando en la realidad han habido y hay "productores autores", aunque este concepto sigue repugnando a algunos.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  4. Hola Tomás:

    Uno de los ejemplos más claros de lo que es un productor al estilo Hollywood es George Lucas y lo que hizo con la primera trilogiá de Star Wars. Hay quien opina que El Imperio Contraataca es la mejor del lote y argumenta que en parte es porque Lucas dejó el sillón de director y se atribuyen demasiados méritos al bueno de Irvin Kershner, lo cual es un error, claro, porque Kershner no era más que un empleado, eficiente, pero nada más (ahí está el resto de su filmografia). Pero Lucas hizo lo que tenía que hacer, en sus ambiciosos planes y pasión por el control de su criatura sabía que no podía estar ejerciendo de director al 100% y decidió fichar a un par de compañeros. Todos sabemos que esos directores solo eran empleados de Lucas, ya que él era el que realmente decidía, controlaba y tenía la última palabra.

    No sé si la figura del Director-Productor es relativamente moderna, me vienen a la cabeza los ejemplos de Kubrick, de Mel Gibson, que ejercieron ambos para tener más libertad. También Spielberg aunque utilizara a empleados suyos como nombres visibles en el crédito de productores. Y por supuesto Lucas.

    Aqui en España tuvimos el célebre caso entre Querejeta y Erice a cuenta de El Sur como gran ejemplo entre lo que es un productor y lo que es un director y quien al final es el que decide y quien realmente es el dueño de una peli. Y sin duda hay más libros sobre Erice que sobre Querejeta ¿no?

    Y ya que nombro a Erice siempre he pensado que Erice era nuestro Kubrick español. Aunque el problema de Erice (o virtud, según se mire) es que no le gustaba ser esclavo del productor de turno...

    ResponderEliminar
  5. Acabo de leer en un blog de cotilleo (en realidad ya lo he leido en dos) que Mel Gibson vuelve a tener polémica con su próximo film (ignoraba que estuviera preparando ya uno como director!) y por lo visto son problemas de nuevo en Veracruz como cuando Apocalypto. Según cuenta se ha empeñado en rodar en una cárcel histórica del lugar y hace falta trasladar a 900 presos de allí y la población de por allí ha protestado ante la posibilidad de que le den permiso para eso. No sé hasta que punto es creible esta noticia, pero si es cierta veo que Gibson vuelve a las andadas!

    ResponderEliminar
  6. Hola de nuevo Tomás:

    Ayer me compré la SciFiWorld de Enero para ver si ha mejorado o no la revista. Desde que salió al mercado es el cuarto número que he comprado. Luis Rosales concedió una entrevista a Revista Fantastique y prometió muchas cosas que yo no veo en la revista en el que es ya su número 22. Me pareció perfecto que Rosales admitiera que el primer número de la revista se hizo con prisa y corriendo (flojísimo era aquel lamentable bautizo de la revista) y que prometiera ser menos mainstream en el tratamiento de los contenidos. Pero la verdad a pesar del cambio de algunos redactores y de querer crear nuevas secciones y mejorar las que ya había la revista sigue siendo excesivamente mainstream, demasiado alineada con las distribuidoras de turno y sigue sacando los tan tóxicos publi-reportajes (este mes es el de La Herencia Valdemar, que a tenor de lo que se publica en la revista es poco menos que una obra maestra que va a revolucionar el cine español! y eso que nadie la ha visto aun!)

    No hay en este número ni textos tuyos ni de Ángel Sala pero bueno, al menos Ignasi Juliachs se marca un interesante y extenso artículo sobre el productor Val Lewton. El resto de la revista pues a hablar de lo mismo de siempre (Carpenter, Romero, Naschy...). Rosales decía que iba a apostar por más material de culto y raro pero yo eso no lo veo por ningún lado (Lo de recomendar Cargo como un film a descubrir y de culto me parece exagerar la cosa, esa peli se vio en Sitges y eso significa que ya está reseñada en todos los blogs de este pais! Asi que es conocida de sobras...)

    Al final la revista me parece un Fotogramas/Cinemania pero dedicado al fantástico. Una revista demasiado mainstream. Yo como fan del fantástico con más de 30 años consumiendo y admirando ese cine pues me sabe a muy poco lo que ofrece la revista y su particular filosofía. Cualquier fanzine del género aporta más y habla de cosas menos trilladas.

    En fin, una decepción pero sin sorpresa porque es algo que me esperaba. Es una pena que en USA tenga revistas tan potentes como Fangoria y aqui no haya nada parecido. Bueno, si, como ya he dicho hay fanzines que tratan de aportar y salirse de los temas de siempre.

    Yo creo que hacer una revista de género fantástico es algo más que recopilar textos de Romero y compañia. Falta riesgo editorial en el proyecto. Supongo que hacer una revista con un contenido más profundo y menos obvio puede ser un suicidio comercial. Pero la verdad, para mi comprar la revista es como tirar el dinero, cualquier blog de cine puede ser más interesante.

    Pero quizá la cosa está ahí, que es una revista para un lector más casual o novato, no para alguien como yo que ya llevo 30 años devorando este tipo de cine...

    ResponderEliminar
  7. Buenos días a Tomás y a todos los que participan en este blog. Esta es la primera vez que lo hago yo. A modo de presentación diré que soy un cinéfilo que coincide en tres cosas (que pueda conocer) con el creador de este blog: tengo 45 años, soy abogado y mi signo del zodiaco es Escorpio (aunque esto último para mi carece de importancia en comparación con las otras dos coincidencias).

    He dicho que soy cinéfilo aunque algo raro, ya que prácticamente no voy al cine: actualmente, las cinco películas que veo de media a la semana, las veo en casa; eso si, en buenas condiciones, aprovechando la buena tecnología de proyección y sonido que existen para el uso doméstico. Por ello, no podré dar mi opinión sobre los estrenos que se comenten; aunque, si se me permite, meteré baza para expresar mis opiniones sobre el cine o la crítica del mismo en general y sobre los comentarios de películas que ya se hayan editado en DVD y haya visto.

    Pasando ya a lo propiamente cinematográfico, a colación del cometario que hace Gonzalo sobre "Solomon Kane", me gustaría comentar –con todos los respetos hacia Gonzalo- que en su comentario se da una contradicción para mi esencial. Me refiero a que no podemos decir de una película, por un lado que “me ha gustado” y por otra “con un poquito más hubiese resultado una buena película". Gustar y buena película entiendo que siempre deben ir unidos; de la misma forma que “aburrirme” debe ir unido a “mala película”. La opinión sobre cualquier obra es esencialmente subjetiva y discrepo del típico comentario: “es buena pero a mi no me gusta”, es decir, hacer referencia al mismo tiempo tanto a una pretendida objetividad (es buena) como a otra pretendida subjetividad (a mi no me gusta). Otra cosa bien distinta es la explicación de: 1) el porqué me ha gustado/me ha entretenido (he reído, he llorado, he pasado miedo…) en definitiva es una buena película; 2) el porqué no me ha gustado/me ha aburrido (no me ha producido sentimiento o emoción alguna, no me ha aportado nada positivo) en definitiva es una mala película. Esto, explicar los gustos, es una labor verdaderamente difícil y, la mayoría de las veces, no útil para los demás dada precisamente su esencia subjetiva. La crítica de películas, sin embargo, es muy atractiva en otros aspectos: es un acto de comunicación entre el cinéfilo experto/especialista y el aficionado (o únicamente entre aquéllos) por el que se abre una ventana a la reflexión y a que se expanda el goce de ver películas, lo más importante para el cinéfilo. Por otra parte, la crítica que más me interesa es la que –como las películas- me divierte, por supuesto independientemente de que e coincida con el crítico.

    Respecto de los méritos del Productor o del Director en las películas, yo creo sigue siendo válida la corriente “auterista”, el director es a estrella. Puede que en algunos -o muchos casos- el productor tenga méritos artísticos, pero sobre todo el mérito del productor es dar la posibilidad al director, a los guionistas, los actores, a los técnicos para que plasmen sus inquietudes artísticas. La mayoría de las películas que más me gustan son de directores considerados grandes autores, con mucha personalidad, entre los cuales lógicamente se encuentran los americanos que precisamente han tenido que luchar o adaptarse a las exigencias industriales para plasmar su vena artística y personal dentro de un engranaje en el que sólo pueden ejercer su concreta función. No siento especial debilidad por Michael Curtiz; creo que Casablanca es una buena película al igual que Pasaje para Marsella es muy floja; pero la realmente muy, muy buena es “Tener o no Tener “ y sinceramente creo que ello se debe a que quien plantaba la cámara era Howard Hawks.

    Un afectuoso saludo a todos.

    ResponderEliminar
  8. Buenos dias a todos,
    estoy de acuerdo, en general, a que no se ha incidido demasiado en el papel de los productores en cuanto a creadores. Dicho esto y dando por sentado que seguro que hay bastantes con estilo, voluntad creadora, etc, también lo es que si ahora le damos la vuelta y resulta que la gran mayoría de directores son sólo encargados de poner en imagenes ideas previas de un productor, estamos cometiendo el mismo error.
    Así, genios aparte (que tanto en dirección como en producción no abundan tanto), me parece que todo debe resultar más bien un trabajo en equipo (director, productor, guionista, fotografía, etc)y que la suma de ello nos da un buen o mal film o con mayor o menor estilo.
    Del comentario de Carlos sobre El Imperio Contraataca, estando de acuerdo con el papel de Lucas (aunque no soy para nada fan de Star Wars)creo que sí es la mejor de la trilogía, pero que Kasdan en el guión algo tuvo que ver (abundando en el trabajo conjunto)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. El debate sobre productores y directores es eterno, de hecho la crítica profesional lleva décadas debatiendo sobre eso y dudo que nunca se ponga la mayoria de acuerdo. A veces un director marca la diferencia, claro, podemos poner de ejemplo metafórico al Barcelona de Guardiola. Está claro que quienes juegan son los futbolistas, pero Guardiola les está sacando un rendimiento óptimo. Las pelis son el resultado de un esfuerzo colectivo, siempre, pero está claro que en el proyecto tiene que haber uno o varios que dirijan el cotarro y lleven la cosa en una dirección. Ejemplos de pelis de productor que finalmente triunfaron gracias al director hay mucho, por citar uno claro el Alien de Ridley Scott, Scott tuvo que pelear mucho con productores, guionistas y demás por sacar adelante su visión (consiguió que le ampliaran el presupuesto, decidió hacer él mismo la fotografia ignorando al técnico de turno, tuvo sus más y sus menos con O'Bannon, Giler, Hill y compañia, con la Fox, etc).

    En un film hay muchos factores que tienen que converger para un resultado bueno, a veces el productor impone su ley, otras veces es el director. Pero el director suele ser la pieza más débil, como el entrenador de fútbol. Normalmente es el productor el que gana. Y pongo de nuevo el caso de Ridley Scott pero ahora con Blade Runner. Lustros ha tardado Scott en ver por fin el film como él quería. Porque durante años tuvo que aguantar cosas como que le pusieran una voz en off en la peli (la voz en off fue rodada por Harrison Ford después del rodaje por orden de los productores) para supuestamente hacerla más comercial y que la gente comprendiera la historia...

    ResponderEliminar
  10. interesante lo de los productores, pero hay muchas ocasiones que es lo contrario, el director tiene todo el poder, aunque le cueste hacer peliculas.

    por ejemplo orson welles, hitchcock tenia el poder y hacia muchas peliculas por la comercialidad de sus pelis, ford era claramente un director que controlaba sus peliculas, por no decir de la mayoria del cine europeo.

    andres

    ResponderEliminar
  11. ¿Por qué todo el mundo quiere ser director cuando lo suculento es ser productor?

    ResponderEliminar
  12. Hola Tomás:

    Quería preguntarte si escribes o has escrito para Cahiers du cinema y Fotogramas.

    ResponderEliminar
  13. Hola de nuevo, Tomás:

    He leido tu reseña sobre El Resplandor y estoy bastante de acuerdo con ella. Me alegra que menciones el montaje original del film (bueno en realidad no es el montaje original, hubo otro antes de ese) de 146 minutos porque nadie suele hacerlo (yo escribí el año pasado un artículo comparando las dos versiones de El Resplandor, cosa que creo que en español nadie se ha molestado en hacer, o eso creo yo). Sobre que la película va sobre la crisis matrimonial es obvio, el propio Kubrick lo confirmó.

    Solo he echado de menos que no hables del final original de El Resplandor (que ocurría en un hospital tras la muerte de Jack) que Kubrick eliminó tras unos pases de prueba. Ese final incluye algunos detalles que aclaran cosas de la historia (como que el director del hotel estaba al tanto de todo)

    También es muy curioso como hasta el dia de hoy se ha respetado la decisión de Kubrick de que ambas versiones solo se puedan comercializar en sus respectivos territorios (o sea la versión larga en USA y la versión corta en el resto del mundo), incluso en la versión blu-ray del film existe esa diferencia! No sé porque Kubrick siempre mantuvo esa diferencia y el secreto, supongo se lo llevó a la tumba!

    ResponderEliminar
  14. Que nadie se moleste... ¿Ha visto alguno de los habituales el clásico "La invasión de los ladrones de blogs" (Invasion of the blog snatchers)?

    ResponderEliminar
  15. Ja,ja,ja.¿Cual de todas las versiones? Ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
  16. Buenos días:

    En efecto, Andrés, no se puede generalizar en el tema de la autoría ni de directores ni de productores, porque suele haber influencias de los segundos sobre los primeros, que es lo usual, pero como en todo hay excepciones, pues han habido directores con gran habilidad para "torearse" a los productores, y, también es justo reconocerlo, productores y directores que han colaborado satisfactoriamente y con respeto el uno al otro.

    Cierto, Carlos: para mí, la versión "larga" de "El resplandor" me parece la única posible, y es una auténtica pena que haya tan poca gente de aquí que la conozca, porque es mucho más interesante que la que se estrenó en cines y, por desgracia, sigue comercializándose en DVD y Blu-ray (yo fui uno de los damnificados que compró una de las últimas versiones de "El resplandor" en DVD, con caja metálica y todo, donde resulta que está la versión cortada que hemos visto siempre, y no la de 146 minutos... ¡que es lo que pone en la caja!). La versión larga de "El resplandor" la vi por primera vez en cine: en la Filmoteca de la Generalitat de Catalunya, y tengo una copia en VHS (sic) norteamericana, sistema NTSC, a la espera de hacerme con una copia en DVD. Tampoco he comprendido jamás porqué Kubrick se empeñó en hacer esas dos versiones, habida cuenta de que en los Estados Unidos "El resplandor" funcionó estupendamente con sus casi dos horas y media de metraje. Lo único que puedo es especular con que, en esa época, 1980, nunca se había visto una película de terror tan larga, y quizás pensó que el público estadounidense, devorador además de las novelas de Stephen King, acaso estaba más dispuesto a ver un film de terror tan extenso que el del resto del mundo; ahora se estrenaría íntegra sin problema alguno, creo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar